Mito: La producción ganadera en sistemas intensivos no es tan eficiente como el pastoreo

Las producciones menos intensivas son una opción excelente para abastecer  de alimentos a poblaciones rurales con acceso a alimentos de proximidad o para consumidores con posibilidad  de comprarlos.

Realidad: Las producciones menos intensivas son una opción excelente para abastecer de alimentos a poblaciones rurales con acceso a alimentos de proximidad o para consumidores con posibilidad  de comprarlos

 

Las producciones menos intensivas son una opción excelente para abastecer  de alimentos a poblaciones rurales con acceso a alimentos de proximidad o para consumidores con posibilidad  de comprarlos. Pero resultan menos prácticos para la mayor parte de la población urbana. La eficiencia en la producción ganadera puede lograrse por varios caminos, y en cada caso puede ser recomendable uno distinto: reducir el  uso en la alimentación animal de los alimentos que pueden emplearse en alimentación humana, potenciando el  pastoreo en las especies ganaderas y zonas productivas extensivas y semintensivas. También, aprovechar en la alimentación animal los subproductos no comestibles generados en la agroindustria. Y emplear las razas y sistemas de producción más eficientes en cada caso, como se hace en la ganadería intensiva. No olvidemos tampoco que los alimentos de origen animal tienen un mayor valor nutricional y aportan algunos componentes en la dieta que no están en los vegetales y son esenciales para una nutrición equilibrada.

FAO – World Livestock 2011 – Livestock in food security – págs. 74-76

http://www.agriculturasostenible.org/innovaticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés