Investigan las fuentes de contaminación microbiana no habituales de alimentos decomisados en fronteras

La Universidad de Burgos, único socio español de este proyecto europeo, acoge desde el lunes la reunión de 40 investigadores que participan en la iniciativa

Investigadores del Departamento de Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Burgos participan en un proyecto del VII Programa Marco de la Unión Europea denominado Promise-NET dirigido a investigar las fuentes de contaminación microbiana no habituales de alimentos decomisados en las fronteras europeas (aeropuertos, puertos, etc). La iniciativa tiene una duración de tres años, desde 2012 hasta 2014, y un presupuesto global de tres millones de euros de los cuales 157.000 irán a parar a los científicos de la Universidad de Burgos, único socio español del proyecto.

Como explica a DiCYT Jordi Rovira, investigador del Departamento de Tecnología de los Alimentos, el objetivo final es analizar fuentes de contaminación por patógenos poco habituales en los alimentos. Para ello, están evaluando, por un lado, “los alimentos que llegan a la Unión Europea desde países y que son decomisados en las fronteras” y, por otro, un patógeno concreto, la Listeria, “en las plantas de procesado de alimentos lácteos y también de otro tipo”.

Concretamente, el trabajo que realizará la Universidad de Burgos radica en estudiar estos dos aspectos, “analizando alimentos confiscados en el aeropuerto de Bilbao y también productos de empresas de distintos sectores alimentarios en la comunidad de Castilla y León”. El objetivo, en este caso, es tomar muestras y estudiarlas para detectar patógenos alimentarios y si las cepas de donde provienen son resistentes a antibióticos o no, entre otros aspectos.

Por otro lado, destaca el investigador, el proyecto tiene la peculiaridad de englobar a seis países miembros tradicionales de la Unión Europea, a otros seis de reciente incorporación y a otros dos candidatos que prevén integrarse en un futuro más o menos cercano. “Se trata de que los países más consolidados en la Unión Europea seamos capaces de trasladar a los que se han incorporado y a los que se prevé incorporar cuál es la filosofía de control alimentario de la UE”, aclara.

Así, el proyecto Promise-NET tiene entre sus fines evaluar las amenazas comunes de seguridad alimentaria y proteger a los consumidores europeos. El trabajo realizado se centra en los riesgos microbiológicos y su mitigación, ya que los controles fronterizos (aeropuertos, puestos de control de las fronteras, etc) parecen ser barreras ineficaces para prevenir la importación de los alimentos, que pueden contener patógenos, dentro de las cadenas alimenticias.

Reunión en Burgos

Cuarenta investigadores del Proyecto Promise-NET, coordinado por el profesor austriaco Martin Wagner, se reunirán los días 19, 20 y 21 en la Universidad de Burgos. La reunión comenzará el lunes, a las 15.30 horas, en el Aula 21 de la Facultad de Ciencias. Los investigadores que se encontrarán en Burgos proceden de Croacia, Rumanía, Turquía, Hungría, Eslovaquia, República Checa, Austria, Alemania, Reino Unido, Irlanda, Grecia y España.

DiCYTECOticias.cominnovaticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés