Descubren que moléculas del oído convierten el sonido en señales cerebrales

«Los científicos han estado intentando durante décadas identificar las proteínas que forman canales de mecanotransducción»

Científicos del Instituto de Investigación Scripps (TSRI) en La Jolla (Estados Unidos) han identificado un componente crítico que conecta el oído con el cerebro, una proteína llamada TMHS. Se trata de un componente de los canales de mecanotransducción en el oído, que convierten las señales de las ondas acústicas mecánicas en impulsos eléctricos transmitidos al sistema nervioso.

   «Los científicos han estado intentando durante décadas identificar las proteínas que forman canales de mecanotransducción», afirmó Ulrich Mueller, profesor en el Departamento de Biología Celular y director del Centro de Neurociencia de Dorris TSRI, que dirigió el nuevo estudio, publicado este viernes en la revista ‘Cell’.

   En el laboratorio, los científicos fueron capaces de colocar TMHS funcional en las células sensoriales de la percepción del sonido de ratones recién nacidos sordos pare restaurar su función. «En algunas formas de sordera humana, puede ser una manera de colocar estos genes de nuevo y fijar las células después del nacimiento», destacó Mueller.

   TMHS parece ser el vínculo directo entre el mecanismo de resorte en el oído interno que responde al sonido y la maquinaria que dispara señales eléctricas en el cerebro, según los autores de la investigación. Cuando la proteína está ausente en ratones, estas señales no se envían a sus cerebros y no pueden percibir el sonido.

SE HAN IDENTIFICADO DOCENAS DE GENES RELACIONADOS CON PÉRDIDA DE AUDICIÓN

   De hecho, formas genéticas específicas de esta proteína se han encontrado en personas con formas hereditarias comunes de la sordera, por lo que este descubrimiento parece ser la primera explicación de cómo estas variaciones genéticas están implicadas en la pérdida de audición.

   A través de los años, se han identificado docenas de genes relacionados con la pérdida de audición, pero siempre ha faltado una imagen mecanicista completa. En su nuevo estudio, Mueller y sus colegas mostraron que cuando la proteína TMHS falta, las células ciliadas pierden su capacidad de enviar señales eléctricas.

   Los científicos han demostrado esto usando una técnica de laboratorio que simula la audición con células en el tubo de ensayo. «Ahora podemos empezar a entender cómo los organismos convierten las señales mecánicas en señales eléctricas, que son el lenguaje del cerebro», concluyó Mueller.

innovaticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés