Las mejiras tecnológicas que incorpora este rifle hace que cualquiera que lo use parezca un experto

Un nuevo rifle para francotiradores desarrollado por el ejército estadounidense contará con un sistema computerizado que permitirá acelerar notablemente los cálculos que influyen en la precisión del disparo (viento, altitud, características de la bala).

Hace tiempo que venimos hablando del impacto que la tecnología puede tener en todo tipo de armamento. Rifles como aquel prometedor Tracking Point basado en Linux hacían que acertar en el blanco fuera mucho más fácil, pero aquel proyecto se acabó abandonando, aunque la idea subyacente haya sido ahora recuperada por el ejército de los Estados Unidos.

Un nuevo rifle para francotiradores desarrollado por el ejército estadounidense contará con un sistema computerizado que permitirá acelerar notablemente los cálculos que influyen en la precisión del disparo (viento, altitud, características de la bala). La mira telescópica para rifles, llamada BOSS, hará que la labor de los francotiradores sea mucho más simple en esa parte teórica.
Ese punto de mira no sirve: este sí

El llamado Ballistically Optimized Sniper Scope (BOSS) está desarrollado para los rifles Leupold Mark IV 6-222, y cuenta con una mira laser y una serie de sensores avanzados que permiten recolectar los datos necesarios para que una calculadora balística ofrezca la mejor configuración para que el francotirador pueda acertar el el blanco.

- Advertisement -

Aunque la cruceta convencional de las miras telescópicas permite apuntar con cierta precisión, hay elementos que es muy difícil controlar cuando el disparo debe hacerse a una distancia importante. Temas como la gravedad o la dirección e intensidad del viento influyen notablemente, y BOSS proporciona al francotirador una referencia adicional para apuntar que el tirador puede situar sobre el objetivo antes de apretar el gatillo.

En realidad los sensores y el sistema desarrollado para BOSS puede tener otras aplicaciones, y se podría utilizar para que las tareas de estudio de movimientos de tropas fueran también más precisos. El accesorio es enorme y pesado (1,5 kg) pero se espera que el prototipo inicial se refine para que sea la suficientemente compacto para que se pueda suministrar a los soldados a partir del año 2020.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés