Si los humanos se extinguieran quienes los sobrevivirían y quienes no…

Autodestrucción

El ser humano es un animal tan contradictorio que si bien es inteligente, tiene capacidad de razonar y hasta de abstracción, también podría llegar al punto de destruirse a sí mismo , de la misma manera que ya lo está haciendo con el Medio Ambiente que lo rodea.

Su desmedida ambición lo ha llevado a destruir hábitats enteros, a quebrar los delicados equilibrios medioambientales de los ecosistemas, a acabar con la biodiversidad o a contaminar el agua, la tierra o el aire (que son vitales para su supervivencia).

- Advertisement -

Pero a la hora de los enfrentamientos bélicos, tampoco se queda atrás. Las bombas atómicas de 1945 resultaron fatales para muchísima gente, pero sus efectos se vieron a lo largo de varias generaciones posteriores de todos los serse vivos de la zona que las padecieron de forma directa y los ecosistemas sufrieron deterioros irreparables.

Cada vez que un misil explota en alguna parte del mundo, los daños del Medio Ambiente, no son parámetros que se tengan en cuenta a la hora de medir las bajas o los efectos destructivos del impacto, por lo que las cifras suman y siguen.

La carrera armamentista no se detiene y es imposible saber si algún día alguien con mucho poder y poco sentido común, no se le ocurrirá apretar un botón y hacer saltar por los aires lo que queda de nuestra civilización.

Si resto ocurriese habría una determinada cantidad de especies vivas que serían capaces de sobrevivirnos, otras desaparecerían con nosotros o a causa de nuestra extinción y otras se verían gravemente perjudicadas.

Especies afectadas negativamente

Los animales cautivos: debido a la imposibilidad de escapar de recintos donde se encuentren. Algunos animales domésticos: por su incapacidad de sobrevivir en la naturaleza o de escapar de los depredadores.

Las plantas domesticadas: a causa de su dependencia de riego, de pesticidas y/o de fertilizantes que les permitan desarrollarse en un entorno inhóspito y sin cuidados.

Todas las especies que sobreviven debido a nuestra huella como son las ratas, cuervos, palomas, gaviotas, tejones, en fin todos los que dependen de alimentarse de nuestras sobras.

Cualquiera de los animales que se encuentran bajo nuestra protección explícita debido a diferentes circunstancias (protección, rehabilitación, alimentación o cuidados especiales).

Cualquier organismo actualmente adaptado a su clima local, ya que incluso si todos desapareciéramos mañana, el clima seguiría cambiar en las próximas décadas, las temperaturas seguirán subiendo debido a los gases de efecto invernadero y la acidez de los océanos continuará aumentando a medida que el CO2 se disuelva en ellos.

Especies positivamente impactadas

Aquellas especies para quienes el ser humano constituye el único depredador, como son los elefantes adultos, las orcas, los cachalotes, los osos polares, los gorilas, los pandas, etc.), los seres vivos que usamos para alimentarnos, como los atunes, las verduras y los árboles frutales silvestres, etc. y aquellos que son cosechadas por el ser humano como un recurso, como los árboles para usar su madera.

Cualquier especie que normalmente se ve atrapada en nuestra búsqueda de alimentos como son los peces no comestibles, los delfines o los tiburones, así como las especies que se cazan por deporte (pez espada, leones, tigres, etc.) o por algún valor económico (rinoceronte, tigres, focas, etc.).

Todos los animales que solemos cazar o matar por miedo, como las arañas, los lobos, las serpientes, las cucarachas silvestres, etc. en este punto es importante tener en cuenta que los insectos seguramente proliferarían al no tener depredadores ni pesticidas que acaben con ellos.

Cualquier especie que haya vivido en un lugar en el que estábamos a punto de cambiar dramáticamente su medio ambiente como ocurre con la minería, la perforación, la construcción de cualquier tipo de edificaciones o de carreteras, la agricultura, etc.

Aquellos seres vivos que se encuentren en lugares que estaban a punto de ser contaminados químicamente ya sean arroyos, lagunas, o mares expuestos a los vertidos de petróleo, la basura los gases tóxicos etc.).

Cualquier especie que estaba en vías de «ponerse en nuestro camino» (las muertes en las carreteras, las aves que chocan con los aviones, los insectos que exterminamos, la vida marina afectada por los buques, etc.).

Una gran cantidad enorme de plantas y animales que en algún momento han debido desplazarse por la irrupción del ser humano en sus hábitats y por la introducción de especies intrusivas pero dependientes, como son los cerdos o los conejos.

Una reflexión final

Más allá de que la evolución nos afecta todos los seres vivos, al parecer, el único que es capaz de decir basta y acabar con todo, a pesar de su alto grado evolutivo, es el ser humano, pero el exterminio no es factible que afecte a todas las demás especies, sino que las habrá que lograrán salir airosas en su lucha por la supervivencia.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés