Fábrica de jabón casera con aceite usado

Fábrica de jabón casera con aceite usado

Una vez utilizado, desechar el aceite doméstico puede llegar a ser un problema: si se vierte en el fregadero resulta altamente contaminante y si se desea reciclar, su almacenamiento en botes para su posterior entrega en su contenedor correspondiente puede ser bastante incómodo.

Gracias a Fábrica de Jabón, no sólo conseguimos deshacernos del aceite usado de forma rápida y limpia sino que, además, obtenemos un jabón apto para su uso doméstico y para la higiene personal, incluso para aquellas personas con pieles sensibles o alérgicas.

Este electrodoméstico de bajo consumo transforma en jabón el aceite usado imitando la elaboración de jabón casero tradicional. El dispositivo fabrica 10 pastillas de jabón a partir de medio litro de aceite usado al que se le añade medio litro de agua y 80 gramos de sosa cáustica. Tras un proceso de 75 minutos, la mezcla se vierte en moldes y tras 48 horas se podrán ya desmoldar las pastillas de jabón.

Según palabras de la creadora de la Fábrica de Jabón, Analía Blanco, “siempre me ha preocupado el reciclado de residuos y el cuidado del medio ambiente; observé que reciclar el aceite usado de las comidas resulta una tarea incómoda y desagradable, por eso me propuse encontrar una solución práctica y sencilla”.

Fábrica de Jabón forma parte de los más de 500 proyectos de 18 países que se han presentado este año al Concurso Internacional de Diseño James Dyson, un concurso cuyo principal objetivo es alentar y motivar a los jóvenes ingenieros y diseñadores industriales a crear productos ingeniosos que solucionen problemas.

Fábrica de Jabón es un electrodoméstico ecológico que transforma el aceite usado en pastillas de jabón. Se trata del proyecto español ganador en la edición nacional del Concurso Internacional de Diseño James Dyson. Su creadora es Analía Blanco, estudiante de la Universidad CEU- Cardenal Herrera de Valencia.

El ganador internacional, que será anunciado el 8 de noviembre, obtendrá un premio de 20.000 libras (10.000 libras para el alumno y 10.000 libras para su universidad o escuela).

Además, como ganadora nacional, Analía, al igual que el resto de ganadores nacionales de cada país, recibirá un premio de 1.000 libras y pasará directamente a la siguiente fase del concurso internacional.

Esta es la sexta edición del concurso que impulsa la Fundación James Dyson, una organización benéfica fundada en 2002. Los participantes deben ser, o haber sido en los últimos 4 años, estudiantes universitarios, licenciados o post-graduados de ingeniería o diseño durante al menos un semestre en uno de los 18 países participantes: Alemania, Australia, Austria, Bélgica, Canadá, EE.UU., España, Francia, Países Bajos, Irlanda, Italia, Japón, Malasia, Nueva Zelanda, Reino Unido, Rusia, Singapur y Suiza.

http://www.ecogaia.com/

Comparte esta noticia!

Andalucía favorece la economía circular

Andalucía favorece la economía circular

Mejora de saneamiento y ampliación de la depuradora de aguas...

Mejora de saneamiento y ampliación de la depuradora de aguas industriales en Santoña