¿Conoces a SunFields?

¿Conoces a SunFields?

Sunfields es un proveedor de equipos fotovoltaicos desde el año 2007, ha cubierto el suministro de proyectos solares en casi todo los continentes, lo que le ha aportado una extensa experiencia en la evaluación de calidad de los productos que trabajan.

Seguir leyendo
publicidad kit media
  1. Portada
  2. >
  3. Naturaleza

La 'memoria ambiental' en gusanos se transmite hasta las 14 generaciones

El estudio, que se publicará este viernes en la revista 'Science', ha utilizado como modelo un pequeño gusano nematoda ('C. elegans'), al que se ha introducido un gen chip transgénico que es una larga cadena de copias repetidas de un gen que codifica para una proteína fluorescente.
Enviado por:



Fecha de publicació: 21/04/2017, 11:34 h | (61) veces leída
La 'memoria ambiental' --los cambios en el medio-- en gusanos se puede transmitir en los genes de hasta 14 generaciones, según un estudio con participación del Centro de Regulación Genómica (CRG), el Institut de Recerca Josep Carreras y el Institut de Recerca Germans Trias i Pujol de Badalona (Barcelona), han informado este jueves en un comunicado conjunto.
El estudio, que se publicará este viernes en la revista 'Science', ha utilizado como modelo un pequeño gusano nematoda ('C. elegans'), al que se ha introducido un gen chip transgénico que es una larga cadena de copias repetidas de un gen que codifica para una proteína fluorescente.
Cuando los gusanos estaban a 20 grados, el chip transgénico era menos activo, emitiendo solo una pequeña cantidad de proteína fluorescente, pero al cambiar los animales a un clima más cálido de 25 grados, la actividad del chip se incrementaba de forma significativa, por lo que los animales emitían una brillante fluoresencia al observarlos con luz ultravioleta en el microscopio.
Al volver a la temperatura ambiental habitual y más fría, los transgenes continuaban muy activos, lo que sugiere que, de alguna manera, estaban reteniendo la memoria, y el estudio ha observado que los niveles altos de actividad se transmitieron a su descendencia y hasta a siete generaciones más tarde, aunque nunca hubieran sido expuestos a 20 grados.
Los investigadores han descubierto que el número de generaciones afectadas se incrementa "considerablemente" al exponer los gusanos de las cinco primeras generaciones a 25 grados, y después, el efecto fluorescente, se mantenía durante, al menos, 14 generaciones.
MUESTRA MÁS DURADERA
Este fenómeno había sido observado en otras especies de animales, pero tendía a disiparse al cabo de pocas generaciones, y los resultados de este estudio son la "muestra más duradera de la preservación de un cambio ambiental en la memoria a lo largo de generaciones nunca observada hasta ahora".
"No sabemos muy bien por qué pasa, pero podría ser una forma biológica de planificación anticipada", ha sostenido el primer autor del estudio, Adam Klosin, quien ha añadido que los gusanos tienen una vida corta, por lo que transmitir la memoria de las condiciones vividas en generaciones previas puede ayudar a sus descendientes a predecir en qué ambiente se encontrarán probablemente en el futuro.

La 'memoria ambiental' --los cambios en el medio-- en gusanos se puede transmitir en los genes de hasta 14 generaciones, según un estudio con participación del Centro de Regulación Genómica (CRG), el Institut de Recerca Josep Carreras y el Institut de Recerca Germans Trias i Pujol de Badalona (Barcelona), han informado este jueves en un comunicado conjunto.

El estudio, que se publicará este viernes en la revista 'Science', ha utilizado como modelo un pequeño gusano nematoda ('C. elegans'), al que se ha introducido un gen chip transgénico que es una larga cadena de copias repetidas de un gen que codifica para una proteína fluorescente.

Cuando los gusanos estaban a 20 grados, el chip transgénico era menos activo, emitiendo solo una pequeña cantidad de proteína fluorescente, pero al cambiar los animales a un clima más cálido de 25 grados, la actividad del chip se incrementaba de forma significativa, por lo que los animales emitían una brillante fluoresencia al observarlos con luz ultravioleta en el microscopio.

Al volver a la temperatura ambiental habitual y más fría, los transgenes continuaban muy activos, lo que sugiere que, de alguna manera, estaban reteniendo la memoria, y el estudio ha observado que los niveles altos de actividad se transmitieron a su descendencia y hasta a siete generaciones más tarde, aunque nunca hubieran sido expuestos a 20 grados.

Los investigadores han descubierto que el número de generaciones afectadas se incrementa "considerablemente" al exponer los gusanos de las cinco primeras generaciones a 25 grados, y después, el efecto fluorescente, se mantenía durante, al menos, 14 generaciones.

MUESTRA MÁS DURADERA

Este fenómeno había sido observado en otras especies de animales, pero tendía a disiparse al cabo de pocas generaciones, y los resultados de este estudio son la "muestra más duradera de la preservación de un cambio ambiental en la memoria a lo largo de generaciones nunca observada hasta ahora".

"No sabemos muy bien por qué pasa, pero podría ser una forma biológica de planificación anticipada", ha sostenido el primer autor del estudio, Adam Klosin, quien ha añadido que los gusanos tienen una vida corta, por lo que transmitir la memoria de las condiciones vividas en generaciones previas puede ayudar a sus descendientes a predecir en qué ambiente se encontrarán probablemente en el futuro.

ep





También te puede interesar:

La erupción de Timanfaya dejó huella en los bosques de los Pirineos

La erupción de Timanfaya dejó huella en los bosques de los Pirineos
El rastro químico de los gases que liberaron a la atmósfera las erupciones volcánicas de los siglos XVIII y XIX puede identificarse hoy día en los bosques más antiguos de coníferas de los Pirineos, revela un artículo publicado en la revista Science of the Total Environment en el que participa la Universidad de Barcelona (UB). Erupciones como las del volcán Timanfaya en Lanzarote –una de las más poderosas...

Seguir leyendo

Unas 12.000 aves acuáticas de 58 especies diferentes pasan el invierno en las albuferas del norte de Mallorca

Unas 12.000 aves acuáticas de 58 especies diferentes pasan el invierno en las albuferas del norte de Mallorca
Un total de 11.885 aves acuáticas de 58 especies diferentes pasan el invierno en las albuferas del norte de Mallorca, una cifra "valorada muy positivamente" por todos los ornitólogos, según han explicado este miércoles desde la Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca. Así, han explicado que el viernes pasado se realizó, en las albuferas del norte de Mallorca, el habitual censo de aves acuáticas...

Seguir leyendo

No te pierdas estos videos:

“ECOticias se hace eco de la solicitud del famoso y controvertido presentador español, que ha realizado un video en el cual demuestra la realidad...

Esta plataforma, que representa un punto de encuentro entre el negocio y los consumidores, está pensada para que cualquier tipo de comercio de proximidad...

Envie su Comentario
SU NOMBRE:
SU E-MAIL:
SU COMENTARIO:
Especial residuos y reciclaje 2017/2018
COPYRIGHT © Grupo ECOticias SL TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS