¿Conoces a SunFields?

¿Conoces a SunFields?

Sunfields es un proveedor de equipos fotovoltaicos desde el año 2007, ha cubierto el suministro de proyectos solares en casi todo los continentes, lo que le ha aportado una extensa experiencia en la evaluación de calidad de los productos que trabajan.

Seguir leyendo
publicidad kit media
  1. Portada
  2. >
  3. Naturaleza

Una mutación en la evolución de los animales explica el origen de órganos humanos

El artículo de Nature Communications, que tiene como primer autor al experto Demian Burguera (UB-IBUB y CRG-UPF), es una nueva aproximación al estudio de la evolución de los vertebrados desde la biología evolutiva del desarrollo (evo-devo), un paradigma novedoso en el mundo de la biología evolutiva que estudia los mecanismos y procesos evolutivos relacionados con el desarrollo y la morfogénesis de los seres vivos.
Enviado por:



Fecha de publicació: 07/12/2017, 13:26 h | (78) veces leída
Un error casual en el proceso evolutivo y sin función biológica aparente que se produjo hace más de 700 millones de años podría contribuir a explicar el origen de órganos complejos y estructuras en humanos y en otros vertebrados. Así lo ha anunciado un equipo dirigido por Jordi García Fernández, del Instituto de Biomedicina de la Universidad de Barcelona (IBUB), Manuel Irimia (CRG) y Maria Ina Arnone (Estación Zoológica Anton Dohrn, Italia).
En concreto, esta antigua mutación —probablemente posterior a la separación de las medusas y anémonas de mar y anterior a la aparición de los vertebrados en la evolución— afectó a un gen de la familia Fgfr (receptores del factor de crecimiento de fibroblastos). Curiosamente, este cambio genético espoleó —millones de años después— la conexión entre dos redes génicas (gen regulador ESRP y Fgfr), lo que fue clave en la maquinaria molecular para generar órganos y estructuras (pulmones, extremidades anteriores y oído interno) en la evolución biológica de los animales.
El artículo de Nature Communications, que tiene como primer autor al experto Demian Burguera (UB-IBUB y CRG-UPF), es una nueva aproximación al estudio de la evolución de los vertebrados desde la biología evolutiva del desarrollo (evo-devo), un paradigma novedoso en el mundo de la biología evolutiva que estudia los mecanismos y procesos evolutivos relacionados con el desarrollo y la morfogénesis de los seres vivos.
“El resultado más extraordinario es constatar la importancia de la serendipia en el excitante mundo de la maduración alternativa de los transcritos de los genes (es decir, la producción de varias proteínas a partir de un único gen). Sorprende comprobar cómo un mismo gen (ESRP) y su papel biológico en un mecanismo básico (adherencia y motilidad celulares) se ha empleado a lo largo de la escala animal con fines muy diversos: para formar desde el sistema inmunológico de un equinodermo hasta el labio, los pulmones, o el oído interno de la especie humana”, explica Jordi García Fernández.
De la mutación casual a la formación de órganos en animales
Un gen puede codificar diferentes proteínas —con funcionalidad diversa— mediante la maquinaria genética del empalme alternativo (alternative splicing). En algunas líneas celulares humanas, este proceso es controlado por genes reguladores especiales, como el ESRP1 y el ESRP2, que están implicados en procesos morfogenéticos. Por tanto, el genoma controla todos los procesos de desarrollo embrionario y de interacción entre células. Si cambia este modelo de interacción, puede alterarse también la morfología de las estructuras biológicas. Cuál es la base molecular que modula estas interacciones es una incógnita todavía abierta.
Los autores han estudiado la capacidad de los genes ESRP para modificar la adhesión y la motilidad celulares en la embriogénesis en diferentes animales. Así, sugieren que los genes ESRP1 y ESRP2 formaban parte de la maquinaria genética que, en el último ancestro común entre humanos y peces —e incluso, erizos de mar—, integraba las células en la superficie de los órganos embrionarios (un proceso básico para generar órganos).
“El nuevo descubrimiento confirma hasta qué punto es versátil la evolución biológica: partiendo de la base de unas mismas herramientas génicas, se puede llegar a construir una cabaña de madera o todo un rascacielos”, concluye García Fernández.

Un error casual en el proceso evolutivo y sin función biológica aparente que se produjo hace más de 700 millones de años podría contribuir a explicar el origen de órganos complejos y estructuras en humanos y en otros vertebrados. Así lo ha anunciado un equipo dirigido por Jordi García Fernández, del Instituto de Biomedicina de la Universidad de Barcelona (IBUB), Manuel Irimia (CRG) y Maria Ina Arnone (Estación Zoológica Anton Dohrn, Italia).

En concreto, esta antigua mutación —probablemente posterior a la separación de las medusas y anémonas de mar y anterior a la aparición de los vertebrados en la evolución— afectó a un gen de la familia Fgfr (receptores del factor de crecimiento de fibroblastos). Curiosamente, este cambio genético espoleó —millones de años después— la conexión entre dos redes génicas (gen regulador ESRP y Fgfr), lo que fue clave en la maquinaria molecular para generar órganos y estructuras (pulmones, extremidades anteriores y oído interno) en la evolución biológica de los animales.

El artículo de Nature Communications, que tiene como primer autor al experto Demian Burguera (UB-IBUB y CRG-UPF), es una nueva aproximación al estudio de la evolución de los vertebrados desde la biología evolutiva del desarrollo (evo-devo), un paradigma novedoso en el mundo de la biología evolutiva que estudia los mecanismos y procesos evolutivos relacionados con el desarrollo y la morfogénesis de los seres vivos.

“El resultado más extraordinario es constatar la importancia de la serendipia en el excitante mundo de la maduración alternativa de los transcritos de los genes (es decir, la producción de varias proteínas a partir de un único gen). Sorprende comprobar cómo un mismo gen (ESRP) y su papel biológico en un mecanismo básico (adherencia y motilidad celulares) se ha empleado a lo largo de la escala animal con fines muy diversos: para formar desde el sistema inmunológico de un equinodermo hasta el labio, los pulmones, o el oído interno de la especie humana”, explica Jordi García Fernández.

De la mutación casual a la formación de órganos en animales

Un gen puede codificar diferentes proteínas —con funcionalidad diversa— mediante la maquinaria genética del empalme alternativo (alternative splicing). En algunas líneas celulares humanas, este proceso es controlado por genes reguladores especiales, como el ESRP1 y el ESRP2, que están implicados en procesos morfogenéticos. Por tanto, el genoma controla todos los procesos de desarrollo embrionario y de interacción entre células. Si cambia este modelo de interacción, puede alterarse también la morfología de las estructuras biológicas. Cuál es la base molecular que modula estas interacciones es una incógnita todavía abierta.

Los autores han estudiado la capacidad de los genes ESRP para modificar la adhesión y la motilidad celulares en la embriogénesis en diferentes animales. Así, sugieren que los genes ESRP1 y ESRP2 formaban parte de la maquinaria genética que, en el último ancestro común entre humanos y peces —e incluso, erizos de mar—, integraba las células en la superficie de los órganos embrionarios (un proceso básico para generar órganos).

“El nuevo descubrimiento confirma hasta qué punto es versátil la evolución biológica: partiendo de la base de unas mismas herramientas génicas, se puede llegar a construir una cabaña de madera o todo un rascacielos”, concluye García Fernández.


Fuente original: www.agenciasinc.es




También te puede interesar:

La ineptitud de la Consejería de Medioambiente lleva a la ilegalidad de la caza en Castilla y León

La ineptitud de la Consejería de Medioambiente lleva a la ilegalidad de la caza en Castilla y León
El Tribunal Supremo ha hecho oficial el rechazo del Recurso de Casación que la Junta de CyL presentó contra la Sentencia 604/2017 del Tribunal Superior de Justicia de CyL. Esta sentencia de fecha 17/05/2017 anulaba varios artículos del Decreto 32/2015 que regulaba la conservación de la especies cinegéticas y aprovechamiento de la fauna silvestre. Dos de los artículos (13 y 14) hacían referencia a la...

Seguir leyendo

El futuro de las setas ante el cambio climático

El futuro de las setas ante el cambio climático
Hasta ahora se creía que el cambio climático tendría un efecto negativo en la futura productividad de las setas, con importantes consecuencias socioeconómicas ligadas a su comercio. Sin embargo, un estudio realizado entre el Centro Tecnológico Forestal de Cataluña (CTFC) y la Universidad de Lleida (UdL) indica que el cambio climático podría no tener un efecto perjudicial en la producción media de setas a largo...

Seguir leyendo

No te pierdas estos videos:

Centraremos nuestra campaña electoral para el 21D en la visibilización de esta emergencia ambiental, que es la más grave que sufrimos ahora...

BioCultura 2018
256 visitas

Con esta campaña “queremos ilustrar el hecho de que el sector ‘bio’ se encuentra en un momento de gran expansión. Es un buen...

Envie su Comentario
SU NOMBRE:
SU E-MAIL:
SU COMENTARIO:
Especial residuos y reciclaje 2017/2018
COPYRIGHT © Grupo ECOticias SL TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS