Tecnologías verdes en los trabajos de campo en los municipios de Somontín, Tahal y Benizalón (Almería)

Tecnologías verdes en los trabajos de campo en los municipios de Somontín, Tahal y Benizalón (Almería)

El Proyecto 'Life + Alchemia' ya ha superado las fases del trabajo burocrático, técnico y administrativo en los despachos, y ha iniciado las labores de campo. Así, esta semana los técnicos de la Diputación de Almería y del Ciesol que realizan el partenariado con las instituciones estonias y con el Centro Tecnológico de Valladolid (Cartif) han comenzado la toma de muestras en los tres municipios que albergarán las plantas piloto de potabilización de aguas subterráneas: Somontín, Tahal y Benizalón.

Gracias a este proyecto del que la Diputación de Almería es uno de los socios principales, la provincia va a ser uno de los focos de investigación para la aplicación de nuevas tecnologías en la mejora de la calidad de las aguas destinadas a consumo humano, según han explicado, a través de un comunicado, desde la institución provincial.

El objetivo fundamental de esta iniciativa, financiada con fondos europeos, es la demostración de que existen tecnologías alternativas para la eliminación de la radioactividad natural de las aguas subterráneas, implementando nuevos sistemas de tratamiento mediante lechos filtrantes que traten de reducir de manera específica y notable los costes asociados a la potabilización del agua y los volúmenes de rechazo.

El diputado de Fomento, Óscar Liria, ha destacado la importancia del proyecto 'Hacia un tratamiento inteligente e integral de la radioactividad natural en los servicios de abastecimiento de agua' de Alchemia, porque "es uno de los más importantes en los que ha participado la Diputación, ya que aborda una de las prioridades del equipo de gobierno: el agua. Las nuevas tecnologías tienen mucho que aportar en esta apuesta por garantizar el agua".

Si bien el procedimiento más utilizado para eliminar esta radioactividad de las aguas es la ósmosis inversa, que se utiliza en trece plantas de la provincia, este proyecto pretende ahondar en sistemas alternativos, basados en lechos filtrantes, para reducir en estas zonas la concentración de elementos radioactivos en el agua entre un 75 y un 90 por ciento.

Gracias a este proyecto del que la Diputación de Almería es uno de los socios principales, la provincia va a ser uno de los focos de investigación para la aplicación de nuevas tecnologías en la mejora de la calidad de las aguas destinadas a consumo humano, según han explicado, a través de un comunicado, desde la institución provincial.

En concreto, el desarrollo de la investigación en la provincia de Almería se va a realizar en tres plantas piloto cuya ubicación está inicialmente prevista en Tahal, Somontín y Benizalón.

El presupuesto total del proyecto 'Life + Alchemia' es de 1.523.450 euros, de los que recalarán en la provincia de Almería más de 800.000 euros. La Diputación Provincial cuenta como aliados en esta iniciativa al Centro Tecnológico de Valladolid, como coordinador, y al Ciesol de la Universidad de Almería, la Universidad de Tartu (Estonia), la Tallin University of Technology (Estonia) y la Viimsi Vesi Ltd (empresa de aguas de Estonia, como asociados.

Este proyecto se encuentra ahora mismo en pleno desarrollo y las tres plantas piloto de Almería se verán complementadas con una cuarta en Estonia. El propósito es poder replicar las soluciones del proyecto y fomentar la transferencia de conocimiento a otras zonas.

También se quiere hacer un inventario de todas las plantas para la eliminación de la radiactividad natural de las aguas que se encuentran en funcionamiento en Europa y catalogar los recursos hídricos para seleccionar cuál debe ser el tratamiento en cada caso.

La eficiencia y la sostenibilidad son dos de las principales características de este proyecto, dos de las premisas que han regido la acción del equipo de gobierno de la Diputación de Almería. El sistema que va a poner en marcha el proyecto 'Life + Alchemia' pretende simplificar la potabilización y alcanzar una reducción del 80 por ciento del consumo de energía y de los gases de efecto invernadero respecto a la ósmosis inversa.

El rechazo de agua generado durante la potabilización pasará del actual 35-45 por ciento de las plantas de ósmosis, a menos de un cinco por ciento.

La Diputación de Almería se ha convertido con este proyecto en un referente a nivel nacional en la eliminación de la radioactividad natural en el agua para consumo humano. La finalidad de esta iniciativa es buscar, de cara al futuro, nuevas tecnologías contrastadas que permitan cumplir con la normativa de aguas de consumo humano y, especialmente, con los valores paramétricos relacionados con la radiactividad natural.

También se busca optimizar el consumo de los recursos hídricos reduciendo el rechazo de los sistemas de potabilización; reducir la huella energética y de carbono asociadas al ciclo del agua urbana; y minimizar los costes asociados a los servicios públicos del ciclo del agua urbana.

Esta iniciativa permite a la Diputación de Almería continuar con el esfuerzo inversor en esta materia desde diciembre 2013, consiguiendo que esta institución se convierta en un referente a nivel nacional en la eliminación de la radiactividad natural en aguas de consumo humano.

Las actividades previstas dentro de este proyecto son el diseño, instalación y seguimiento de tres plantas piloto en municipios de la provincia de Almería para la eliminación de la radiactividad natural; la explotación y seguimiento de las tres plantas por ósmosis inversa situadas aguas abajo de las plantas piloto anteriores; realizar un estudio de coste-eficacia de la aplicación de distintas técnicas para la eliminación de la radiactividad natural de aguas subterráneas; y replicar las conclusiones del proyecto y diseminar sus resultados.

ep

Comparte esta noticia!

Tecnología verde para extraer los aceites vegetales ricos en omega-3

Tecnología verde para extraer los aceites vegetales ricos en omega-3

Tecnología Verde. Cultivar con roca triturada baja en CO2

Tecnología Verde. Cultivar con roca triturada baja en CO2