Energías renovables. SEO/BirdLife valora positivamente la medida si el proyecto afecta a la biodiversidad

  • SEO/BirdLife, que viene trabajando por unas renovables responsables desde 1993, reclama, una vez más, a las Comunidades Autónomas planificaciones claras, que incluyan zonas de exclusión vinculantes en su territorio.

Comparte esta noticia!

  • La medida, aprobada ayer en Consejo de Ministros, supone un avance para garantizar un desarrollo renovable responsable, social y ambientalmente y lanza un claro mensaje al sector: es necesario alejarse de zonas de alto valor ecológico e incorporar en los proyectos medidas que beneficien socialmente, y a largo plazo, a las comunidades locales donde pretenden ubicar sus instalaciones energéticas.
  • La ONG ambiental hace un llamamiento a las empresas para que apuesten por desistimientos responsables: si tienen un proyecto en tramitación con escasas posibilidades de contar con autorización ambiental, lo responsable es retirarlo.
  • SEO/BirdLife también considera indispensable que se habilite una plataforma digital donde se dé cuenta, en tiempo real, de los proyectos renovables en tramitación en toda España.

SEO/BirdLife valora positivamente la señal que lanza el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) para facilitar que el desarrollo renovable sea responsable social y ambientalmente. El Boletín Oficial del Estado pública hoy, viernes 21, en el Real Decreto Ley 12/2021 disposiciones que permitirán al Ejecutivo incluir criterios de protección ambiental y de generación de empleo de calidad en los futuros concursos que otorgarán la capacidad de acceso a los nudos de conexión a la red eléctrica, un elemento determinante para las empresas promotoras de los proyectos y que condiciona la elección de la ubicación donde pretenden situar sus instalaciones de generación de energía.

La ONG ambiental, que trabaja desde 1993 por un despliegue renovable en España respetuoso con la biodiversidad, considera que este avance normativo supone, sobre todo, un claro mensaje al sector energético: las empresas han de alejar sus proyectos de las zonas de alto valor ecológico y han de contribuir, más allá de los iniíciales trabajos de instalación de las plantas, a generar oportunidades de empleo de calidad y atraer beneficios a las zonas rurales cuyo suelo ocupen para un uso que es más bien industrial.

Energías renovables. SEO/BirdLife valora positivamente la medida si el proyecto afecta a la biodiversidad

SEO/BirdLife estima fundamental que las administraciones públicas avancen, con la rapidez que obliga la actual crisis climática, en generar normativa que ofrezca seguridad jurídica a la biodiversidad y a quienes quieren invertir en renovables. En este sentido, recalca su solicitud a las Comunidades Autónomas -ya reiterado en 2018- para que pongan en marcha planificaciones claras en sus territorios, que delimiten de forma vinculante zonas de exclusión de desarrollos renovables por su especial afección a la biodiversidad, además de señalar zonas aptas o preferidas para estos proyectos.

De la misma manera, la ONG insiste en proponer una plataforma digital, abierta al conjunto de la ciudadanía, donde se reflejen en cada momento todos los proyectos en tramitación ante las distintas administraciones competentes. El objetivo es conocer con total transparencia y en tiempo real cómo avanza el despliegue renovable y su grado de compatibilidad con una biodiversidad bien conservada, cuestión absolutamente fundamental para poder hacer frente al cambio climático. Está herramienta será útil para el sector, administraciones públicas y ciudadanía.

Desistimiento responsable

SEO/BirdLife lanza un llamamiento a las empresas que, con anterioridad a este cambio normativo, mantienen en tramitación proyectos ubicados en espacios de alto valor ambiental: es momento de un desistimiento responsable. Si son conscientes de que el proyecto tiene escasas posibilidades de contar con una autorización ambiental por parte de la administración pública, no resulta responsable seguir haciendo uso de recursos públicos, actualmente muy presionados ante la acumulación de tramitaciones. Con ello, además, se liberaría potencia para su uso por proyectos que hayan incorporado claros criterios de sensibilidad ambiental.

Junto al obligado análisis del caso concreto, las empresas cuentan con la orientación que otorga el mapa de sensibilidad ambiental elaborado por el MITECO que, si bien debería ser mejorado, ofrece una primera dimensión de la potencial afección de cada proyecto sobre la naturaleza. Algo parecido está disponible en los documentos de planificación de Red Eléctrica para 2021-2026, que al reunir en una cartografía indicativa criterios de sensibilidad ambiental, disponibilidad de viento y sol, y otras consideraciones, señala donde proyectos eólicos y solares tendrán mayores o menores posibilidades de éxito. 

PUBLICIDAD

SEO/BirdLife, que ha elaborado unas recomendaciones sobre dónde no y dónde sí instalar proyectos renovables junto al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), pondrá en breve a disposición de la ciudadanía y del sector un mapa que refleje estos criterios actualizados sobre el territorio. La organización confía en que, al igual que sus directrices sobre instalaciones eólicas, publicadas por primera vez en 2012, esta nueva herramienta contribuya a que promotores y consultores apuesten por proponer un despliegue renovable social y ambientalmente responsable.

Del mismo modo, SEO/BirdLife apela a que los promotores incorporen a sus proyectos, de forma proactiva, medidas que mejoren la biodiversidad de la zona ocupada por las instalaciones y su entorno, así como medidas que beneficien socialmente a los territorios donde se instalen, generando no solo empleo en el corto plazo sino también abriendo oportunidades de futuro a las poblaciones donde se asienten.

PUBLICIDAD

SEO/BirdLife, que acumula ya más de 200 alegaciones a instalaciones renovables propuestas en zonas de valor natural solo en los últimos 20 meses, reitera su preocupación por la creciente proliferación de proyectos planteados en espacios protegidos o que acogen a especies amenazadas, basados por lo general en estudios de impacto ambiental deficientes.

Primero, suelo urbano

De igual modo, la ONG y el CSIC han elaborado un decálogo por un modelo energético responsable, que aboga por avanzar hacia un modelo energético lo más distribuido posible, priorizando instalaciones de menor tamaño y la ocupación de suelos ya degradados en medios urbanos, junto a una decidida apuesta por el ahorro energético, la innovación en la gestión de la red eléctrica y la investigación, para reconfigurar la actual demanda energética a la baja y maximizar la contribución de las energías renovables.

El documento también insiste en asegurar que el despliegue renovable sea participado y contribuya a generar nuevas ruralidades con futuro, con especial énfasis en aquellos lugares custodios de la necesaria naturaleza que hemos de conservar para asegurar que el cambio climático se mantiene en límites seguros.

En este sentido, es necesario que las ciudades hagan su parte y, a partir de un masivo despliegue de modelos de autoconsumo, generación compartida y comunidades energéticas, en sus edificios, aparcamientos y otras infraestructuras. Para ello, urge avanzar con la Estrategia de Autoconsumo, todavía pendiente, para acompañar el apoyo financiero a esta modalidad de generación eléctrica

Más información:

Comentario/s

Deja tu comentario