Citroën y su clara ofensiva eléctrica con el nuevo Suv C5 tras el COVID19

El ser humano destroza los fondos marinos

  • “La salud de nuestros océanos está estrechamente vinculada a nuestra propia supervivencia. A menos que actuemos para protegerlos, la minería de aguas profundas podría tener consecuencias devastadoras para la vida marina y la humanidad“, ha declarado Louisa Casson, de la campaña de Protección de los Océanos de Greenpeace.

Comparte esta noticia!

Los océanos de todo el mundo mundo se pueden enfrentar a daños severos e irreversibles a menos que se establezcan salvaguardas ambientales más estrictas para protegerlos de los riesgos de la minería en aguas profundas, advierte el informe In Deep Water (En aguas profundas)), publicado hoy por Greenpeace. Al poner el foco sobre esta amenaza emergente, el estudio revela que la industria minera de aguas profundas es consciente de que sus actividades podrían provocar la extinción de especies únicas y pide a los gobiernos que acuerden un sólido Tratado Mundial de los Océanos en Naciones Unidas que ponga la conservación -y no la explotación- en el centro de la gobernanza de los océanos.
“La salud de nuestros océanos está estrechamente vinculada a nuestra propia supervivencia. A menos que actuemos para protegerlos, la minería de aguas profundas podría tener consecuencias devastadoras para la vida marina y la humanidad“, ha declarado Louisa Casson, de la campaña de Protección de los Océanos de Greenpeace. “Las profundidades marinas son el ecosistema más grande del planeta y el hogar de criaturas únicas que apenas comprendemos. Esta industria codiciosa podría destruir las maravillas de las profundidades del océano incluso antes de que tengamos la oportunidad de estudiarlas”. Hasta la fecha, la comunidad científica sólo ha explorado o muestreado alrededor del 0,0001% del lecho marino profundo.
El informe de Greenpeace cita a científicos, gobiernos, ecologistas y representantes de la industria pesquera, que alertan de las amenazas inevitables a la vida marina en amplias áreas de los océanos de todo el mundo debido a la maquinaria minera y a la contaminación tóxica asociada si los gobiernos permiten que comience la minería en aguas profundas. El informe también explica cómo la minería de aguas profundas podría empeorar la crisis climática al interrumpir las reservas de “carbono azul” en los sedimentos del fondo marino.
Aunque la minería comercial en alta mar aún no ha comenzado, ya se han otorgado 29 licencias de exploración a países como China, Corea, Reino Unido, Francia, Alemania y Rusia, que han reclamado vastas áreas del océano Pacífico, Atlántico e Índico, cubriendo un área de alrededor de un millón de kilómetros cuadrados, casi dos veces la superficie de España. La filial del gigante estadounidense de armas Lockheed Martin cuenta con dos licencias de exploración expedidas por Reino Unido.
El informe también destaca la debilidad de la actual fragmentación en la gobernanza de los océanos, con la Autoridad Internacional de los Fondos Marinos (ISA, por sus siglas en inglés), el organismo de la ONU responsable de regular la industria minera de aguas profundas, priorizando los intereses corporativos por encima de una protección marina firme.
“La ISA no es apta para el propósito de proteger nuestros océanos. Está más preocupada por promover los intereses de la industria minera de aguas profundas y hacer lobby para no lograr un firme Tratado Global de los Océanos”, ha señalado Casson.
“Es fundamental que los gobiernos acuerden un Tratado en la ONU lo suficientemente sólido como para allanar el camino para la creación de una red de santuarios marinos que dejen fuera del alcance todas las formas de explotación industrial, incluida la minería en aguas profundas. También necesita hacer cumplir los más altos estándares ambientales para impedir actividades de este tipo en los santuarios”, ha concluido.
La publicación de este informe tiene lugar al mismo tiempo que el barco ‘Esperanza’ de Greenpeace se dirige hacia mitad del Atlántico, donde realizará una nueva investigación en la Ciudad Perdida, una formación espectacular de chimeneas hidrotermales activas que se elevan sobre el fondo marino y pueden contener pistas sobre el origen y evolución de la vida. A pesar de que esta zona ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, la Ciudad Perdida se encuentra bajo amenaza después de haber sido incluida en un área de la Cordillera del Atlántico Medio por un contrato de exploración minera en alta mar otorgado por la ISA al Gobierno polaco en febrero de 2018.

Los océanos de todo el mundo mundo se pueden enfrentar a daños severos e irreversibles a menos que se establezcan salvaguardas ambientales más estrictas para protegerlos de los riesgos de la minería en aguas profundas, advierte el informe In Deep Water (En aguas profundas), publicado hoy por Greenpeace.

Al poner el foco sobre esta amenaza emergente, el estudio revela que la industria minera de aguas profundas es consciente de que sus actividades podrían provocar la extinción de especies únicas y pide a los gobiernos que acuerden un sólido Tratado Mundial de los Océanos en Naciones Unidas que ponga la conservación -y no la explotación- en el centro de la gobernanza de los océanos.

El ser humano destroza los fondos marinos

“Las profundidades marinas son el ecosistema más grande del planeta y el hogar de criaturas únicas que apenas comprendemos. Esta industria codiciosa podría destruir las maravillas de las profundidades del océano incluso antes de que tengamos la oportunidad de estudiarlas”. Hasta la fecha, la comunidad científica sólo ha explorado o muestreado alrededor del 0,0001% del lecho marino profundo.

El informe de Greenpeace cita a científicos, gobiernos, ecologistas y representantes de la industria pesquera, que alertan de las amenazas inevitables a la vida marina en amplias áreas de los océanos de todo el mundo debido a la maquinaria minera y a la contaminación tóxica asociada si los gobiernos permiten que comience la minería en aguas profundas.

El informe también explica cómo la minería de aguas profundas podría empeorar la crisis climática al interrumpir las reservas de “carbono azul” en los sedimentos del fondo marino.

Aunque la minería comercial en alta mar aún no ha comenzado, ya se han otorgado 29 licencias de exploración a países como China, Corea, Reino Unido, Francia, Alemania y Rusia, que han reclamado vastas áreas del océano Pacífico, Atlántico e Índico, cubriendo un área de alrededor de un millón de kilómetros cuadrados, casi dos veces la superficie de España. La filial del gigante estadounidense de armas Lockheed Martin cuenta con dos licencias de exploración expedidas por Reino Unido.

PUBLICIDAD

El informe también destaca la debilidad de la actual fragmentación en la gobernanza de los océanos, con la Autoridad Internacional de los Fondos Marinos (ISA, por sus siglas en inglés), el organismo de la ONU responsable de regular la industria minera de aguas profundas, priorizando los intereses corporativos por encima de una protección marina firme.

“La ISA no es apta para el propósito de proteger nuestros océanos. Está más preocupada por promover los intereses de la industria minera de aguas profundas y hacer lobby para no lograr un firme Tratado Global de los Océanos”, ha señalado Casson.

“Es fundamental que los gobiernos acuerden un Tratado en la ONU lo suficientemente sólido como para allanar el camino para la creación de una red de santuarios marinos que dejen fuera del alcance todas las formas de explotación industrial, incluida la minería en aguas profundas. También necesita hacer cumplir los más altos estándares ambientales para impedir actividades de este tipo en los santuarios”, ha concluido.

PUBLICIDAD

La publicación de este informe tiene lugar al mismo tiempo que el barco ‘Esperanza’ de Greenpeace se dirige hacia mitad del Atlántico, donde realizará una nueva investigación en la Ciudad Perdida, una formación espectacular de chimeneas hidrotermales activas que se elevan sobre el fondo marino y pueden contener pistas sobre el origen y evolución de la vida.

A pesar de que esta zona ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, la Ciudad Perdida se encuentra bajo amenaza después de haber sido incluida en un área de la Cordillera del Atlántico Medio por un contrato de exploración minera en alta mar otorgado por la ISA al Gobierno polaco en febrero de 2018.

Fuente: Greenpeace

La agricultura podría devolver el 50% de las tierras de cultivo a la...

La agricultura podría devolver el 50% de las tierras de cultivo a la naturaleza y mantener su producción

Planes piloto antincendios en Galicia

Planes piloto antincendios en Galicia

Comentario/s

  • Frano Papic - jueves 04 julio 2019

    Es muy lamentable, que perdonas y empresas transnacionales estén, destruyendo el fondo marino de nuestro planeta, no les importa ya que la ambición no tiene límites, ya an destruido gran parte de nuestro Pleneta(Pacha Mama) que le dejaran a las nuevas generaciones, todos estos crímenes ambientales, deberían ser sancionados por un tribunal mundial severamente es mi opinion personal,

Deja tu comentario

Formulan un innovador plan para hacer frente los efectos de la ‘crisis climática’ en la salud
Cambio Climático

Formulan un innovador plan para hacer frente los efectos de la ‘crisis climática’ en la salud

Investigadores de la Escuela Nacional de Sanidad del Instituto de Salud Carlos III (ENS-ISCIII), junto a técnicos de la...

El océano profundo ya está afectado por la ‘crisis climática’
Cambio Climático

El océano profundo ya está afectado por la ‘crisis climática’

Los animales que viven en aguas profundas están más expuestos al calentamiento climático y enfrentarán...

La agricultura como una de las soluciones a la ‘crisis climatica’
Cambio Climático

La agricultura como una de las soluciones a la ‘crisis climatica’

En la carta abierta, le exigen "un nuevo comienzo" con la PAC que haga frente de manera efectiva la crisis climática y le exponen...

La ‘crisis climática’ hará verde la Antártida costera
Cambio Climático

La ‘crisis climática’ hará verde la Antártida costera

El equipo autor del estudio, que involucró a investigadores de la Universidad de Cambridge y el British Antarctic Survey,...

Las mujeres sufren los químicos ‘tóxicos’ de tampones y compresas
Sostenibilidad

Las mujeres sufren los químicos ‘tóxicos’ de tampones y compresas

En un comunicado este miércoles, Rezero también ha advertido de sus efectos en el medioambiente, ya que constan entre los diez...

Los arquitectos se implican en el futuro de las ciudades sostenibles
Sostenibilidad

Los arquitectos se implican en el futuro de las ciudades sostenibles

Los expertos consideran que la ciudad debe estar preparada ante contingencias como las actuales y a corto plazo ven necesario favorecer el...

Si eres gallego apuesta por los productos y servicios de proximidad
Sostenibilidad

Si eres gallego apuesta por los productos y servicios de proximidad

Las negativas consecuencias del Covid-19 en el ámbito sanitario y social, se extienden también de forma inexorable al plano...

Sensatez en la compra tus aparatos eléctricos y electrónicos y ahorra energía
Sostenibilidad

Sensatez en la compra tus aparatos eléctricos y electrónicos y ahorra energía

Te recuerdo que con un consumo más responsable es posible conseguir una reducción abultada de la factura energética. En...

La contaminación ‘induce’ al Alzheimer
CO2

La contaminación ‘induce’ al Alzheimer

Investigadores del CIBERFES en Barcelonabeta Brain Research Center (BBRC), centro de la Fundación Pasqual Maragall, en...

¿Unas líneas aéreas neutras en carbono en 2050?
CO2

¿Unas líneas aéreas neutras en carbono en 2050?

El Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) y la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), forman parte del...

Asturias. Nos preocupa los picos de tolueno alcanzados de Gijón
CO2

Asturias. Nos preocupa los picos de tolueno alcanzados de Gijón

Nos preocupan los elevados valores horarios del peligroso tolueno que se alcanzan en Gijón que pudiera estar asociado a la...

Bodegas Torres reduce CO2 ‘con nota’
CO2

Bodegas Torres reduce CO2 ‘con nota’

La bodega familiar del Penedès, que este año cumple su 150 aniversario, se ha fijado como nueva meta reducir las emisiones de...