Concesionarios de Bizkaia piden un Plan Renove vasco "más amplio" con estímulos para los vehículos de combustión

  • El presidente de la Asociación de concesionarios de Bizkaia, Jon Lekue, ha reclamado la puesta en marcha de un Plan Renove vasco "más amplio".

Comparte esta noticia!

El presidente de la Asociación de concesionarios de Bizkaia, Jon Lekue, ha reclamado la puesta en marcha de un Plan Renove vasco "más amplio", que contemple ayudas "a corto plazo" a la compra de vehículos de combustión de clasificación energética A, B e incluso C, aparte de las ayudas al vehículo eléctrico.

"Siempre decimos que en la automoción todos estamos a favor de la descarbonización, pero eso se puede conseguir con más de una tecnología, incluso con la combustión, que cada vez tiene menos emisiones. El futuro va a tener un componente de electrificación clarísimo, pero en el corto plazo se siguen necesitando estímulos para los vehículos de combustión", ha señalado en declaraciones a Europa Press.

En este sentido, ha apuntado que, con los datos del cierre de julio, el vehículo más vendido ha vuelto a ser el Dacia Sandero, "el modelo más barato que hay en el mercado, y los políticos parece que no quieren ser conscientes de que vivimos en un país donde la renta media anual está por debajo del coste de un vehículo eléctrico", por lo que defiende que tiene que seguir habiendo ayudas para los vehículos de combustión, solicitud que ya trasladaron al Gobierno Vasco para la puesta en marcha del Plan Renove.

Respecto al desplome de ventas de vehículos nuevos en julio, mes en el que cayeron un 40% las matriculaciones de turismos y todoterrenos en Euskadi, Lekue lo ha achacado a que entraban más vehículos en las ayudas del Plan Renove vasco del año pasado que en el actual, así como a la crisis de abastecimiento de los 'chips', que alarga los plazos de entrega, con lo que se aplaza la compra de coches.

Otros gastos

También ha destacado que está afectado a las ventas el hecho de que los consumidores están priorizando el gasto de vacaciones respecto a otros gastos, como el cambio de coche. "Lo principal es el que el Plan Renove vasco incluye a menos vehículos que el año pasado y está funcionando peor", ha insistido.

Del mismo modo, ha señalado a las últimas declaraciones de la UE en torno al futuro del vehículo de combustión, que está provocando que los posibles compradores "empiecen a tener dudas", tras conocer los plazos en que se dejará de fabricar vehículos de combustión a partir de 2035. "Eso ha generado incertidumbre respecto a qué tecnología comprar", ha precisado.

PUBLICIDAD

"Sumado todo se puede interpretar esa caída, aunque hay que recordar que el año pasado fue histórico. Este año es hasta más complicado que el año pasado, también en el acumulado de ventas en lo que va de ejercicio, y tampoco tenemos ayudas a gastos, como podían ser los aplazamientos de impuestos que hubo en 2020", ha manifestado. En esta línea, ha afirmado que, comparado "con el año pandemia que el sector incluso estuvo dos meses parado", este 2021 están vendiendo menos "y sí que es preocupante".

Impuesto de matriculación

Por otro lado, ha confiado en que los usuarios se vayan enterando de que se ha derogado la subida del impuesto de matriculación anunciada a principios de año, lo que supone una bajada de media del precio final del coche del 5%, "que es un importe considerable, de media son 1.500 euros". "Eso ha empezado este mes y hay clientes que no lo conocen", ha precisado.

Respecto a la falta 'chips', ha considerado que el retraso en la fabricación en muchas marcas ha ampliado el plazo de entrega de los coches al cliente. "Un pedido de hace dos meses o incluso dentro del mismo, la posibilidad de entrega en el mismo mes era mayor, pero ahora se retrasan por esa falta de stock en los componentes, que es a nivel mundial", ha dicho.

Comentario/s

Deja tu comentario