Colombia: las estrellas marinas NO se tocan

  • Las autoridades ambientales de la colombiana Isla de San Andrés han tenido que endurecer las medidas coercitivas (sanciones y multas), para evitar que los turistas saquen las estrellas de mar del agua y las expongan para “hacerles una foto”, a consecuencia de lo cual muchas de ellas acaban muriendo.

Comparte esta noticia!

Desde FAADA llevamos años advirtiendo que sacar a las estrellas marinas del agua, aunque solo para unos pocos segundos, puede tener consecuencias mortales para ellas. Ahora, la autoridad ambiental Coralina, en San Andrés (Colombia) ha alertado de que un número creciente de turistas están manipulando especies para fotos, y que la mayoría son, justamente, estrellas marinas. Por estos hechos, se ha iniciado una investigación que podría resultar en multas y sanciones por poner en riesgo la vida marina de la isla de San Andrés.

El archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina es una reserva de Biosfera en el Caribe Colombiano. Y en un reciente comunicado se ha remarcado que sacar a las estrellas de mar del agua, aunque sea para unos pocos segundos, las puede llevar a la muerte. Esto, además, puede afectar a todo el ecosistema marino de la isla e, indirectamente, al turismo que es fuente principal de ingresos para tantas familias.

Así que se ha puesto en marcha una investigación, y se está recaudando información sobre los prestadores de servicios turísticos que permiten este tipo de actividades en la isla.

La autoridad ambiental Coralina indicó que cometer delitos ambientales es tan grave en el departamento Archipiélago que hasta se puede perder la residencia. Además, se ha querido reiterar que "está comprobado, y así lo confirma la literatura científica, que extraer a las especies de su hábitat natural puede matarlas. Por tanto, ese tipo de prácticas no están permitidas ni se deben admitir en la Reserva de Biosfera Seaflower”.

Mientras aplaudimos que las autoridades empiecen a tomar medidas legales para frenar este tipo de prácticas, queremos recordar a los viajeros de todo el mundo que, estén en el país que estén, ningún ser vivo debería morir por una foto y que entre todas y todos tenemos el deber de hacer llegar esta información al mayor número posible de personas.

Fuente: Faada

Comentario/s

  • Karina Casalino - miércoles 15 sept 2021

    Hay que ser imbecil, bruto y no entender nada de la vida para comportarse de esa manera. Encima son muchos. Que fracaso la humanidad, merecemos extinguirnos.

Deja tu comentario