Otro Humedal restaurado en Valencia

  • La charca del Prado un humedal situado en Los Carrizales de Elche ha sido restaurado gracias a la subvención del gobierno valenciano y de la acción de la Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE) y los Amigos de los Humedales del Sur de Alicante (AHSA).

Comparte esta noticia!

La Consellería de Agricultura, Medio Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica ha subvencionado la realización de unas obras de mejora ambiental en la charca del Prado en Los Carrizales de Elche.

Este humedal, catalogado por la Generalitat Valenciana como Reserva de Fauna, es fruto de un proyecto de restauración ambiental iniciado en 2010, en el marco de un acuerdo de custodia del territorio entre las organizaciones ecologistas Amigos de los Humedales del Sur de Alicante (AHSA) y la Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE), en el que también participa Juan Miguel Montaner, un agricultor comprometido con la conservación de los valores ambientales de Los Carrizales de Elche.

La subvención de la Generalitat ha sido aprobada en el marco de la convocatoria de ayudas para la aplicación de medidas de mejora y mantenimiento de las infraestructuras hidráulicas de las zonas húmedas valencianas. Los trabajos han consistido en la retirada de motas de tierra que separaban varios sectores de la laguna y la mejora de la conexión hidráulica con la azarbeta de Lo Cabello, cauce que surte de agua a esta zona húmeda.

AHSA y ANSE destacan el interés de la comunidad ornitológica que alberga la charca del Prado, donde se ha detectado la presencia de al menos 37 especies de aves acuáticas y rapaces, entre las que se encuentra la cerceta pardilla (Marmaronetta angustirostris), especie de anátida catalogada como en Peligro Crítico y que en la actualidad es objeto de un Proyecto Life para recuperar la maltrecha población reproductora de la especie en sus principales zonas de nidificación, entre ellas los humedales del sur de Alicante.

Las organizaciones informan que durante la pasada temporada reproductora hasta 8 ejemplares de cerceta pardilla estuvieron aquerenciados en la charca del Prado, aunque finalmente no llegó a detectarse la reproducción de ninguna pareja, debido a que la laguna se secó por falta de agua. Con las obras realizadas esperan mejorar el suministro hídrico del humedal, prolongar la duración de la lámina de agua y posibilitar la nidificación de esta amenazada especie, además de otras aves acuáticas y palustres.

Comentario/s

Deja tu comentario