Comer saludablemente en Noche Vieja, SI es posible

“La celebración de la llegad del Año Nuevo es una ocasión ideal, para que familia y amigos se reúnan a pasar un buen momento, pero la tradición de comer “como si se acabase el mundo”, no es la más saludable, por lo que, ya es hora de tomare las riendas y hacer algo, por comenzar a cambiar las tornas.”

Acabar y comenzar el año festejando, sin sabotear tus objetivos de llevar una vida saludable puede parecer difícil, pero definitivamente es algo factible. La clave está, en planear con anticipación, qué y cuánto comerás y prepararte para enfrentar un montón de cosas ricas llena de grasas y calorías, sin caer en la tentación de llenar tu plato con ellas.

 

Un buen desayuno

Para que tu desayuno de esos días de fiesta sea especialmente abundante y muy saludable, incluye frutas, verduras, algo de proteínas (huevos y/o nueces), pan integral, zumos, etc. Además de nutrirte, esto te permitirá evitar el hambre y que “picotees”, antes de la cena o el almuerzo.

- Advertisement -

 

Primero lo sano

Cuando llegue el momento de llenar tu plato, opta primeramente por los alimentos saludables, en vez de comenzar con aquellos más ricos en grasas y que, además de engordar, dan sensación de pesadez. Eso te permitirá saciar gran parte de tu apetito, para que, cuando lleguen los “platos fuertes” puedas tomar porciones pequeñas.

 

Pequeños placeres

Muchos de los platos principales seguro que será de tu agrado y no es momento para privarse de ellos, especialmente si se tiene en cuenta, que, alguien (quizá tu mismo) estuvo muchas horas preparando estas delicias y que, muchas de ellas se suelen servir exclusivamente, para estas fechas.

Date el gusto de probarlo todo, pero en porciones mínimas. Eso implicará que tu estómago no tendrá que sufrir excesos, pesadez y malestar, tu salud no se resentirá y tu paladar habrá degustado esas exquisiteces, que tanto le agradan.

 

Comida saludable

Si preparas, por ejemplo, una rica ensalada, que incluya una buena variedad de vegetales de origen ecológico y además de saludable resulte apetitosa, te asegurarás de que, al menos uno de los platos estará a la altura de tus expectativas de vida saludable.

También puedes ocuparte de que haya un postre que no contenga azúcar y que resulte tan delicioso, como edificante. Eso no quiere decir que no pruebes los turrones, pero con un trocito de este rico dulce, te bastará para darte el gusto y no pondrá en peligro tus niveles de azúcar, ni te aportará demasiadas calorías.

 

Bebidas sí, pero con moderación

Si eres abstemio, asegúrate de que habrá bebidas que te agraden: agua, zumos, etc. Si te gusta beber algo de alcohol, una copa de vino no te hará mal, ya que contiene resveratrol, un fitoquímico que está comprobado es excelente, para combatir enfermedades cardíacas y hasta el cáncer.

Si quieres probar el champán o el cava, hazlo sin sentirte culpable, una copa para brindar no te hará mal. Lo que se debe evitar a toda costa es mezclar bebidas fermentadas (vinos, cava, etc.), con las destiladas (coñac, whisky, ron, ginebra).

 

Disfruta de todo

No te dejes llevar por rencores y rencillas no resueltas, olvídalas en vez de sacarlas a relucir a la mínima ocasión y que sean motivo de peleas. Las discusiones no podrán resolver nada, puesto que lo que ya ha pasado es imposible de revertir y los enfrentamientos solo aportarán amargura.

Lo más importante es despedir al 2017 y comenzar el Año Nuevo, en armonía con todo. Con tu familia y amigos, con tu cuerpo y tu salud y contigo mismo. Esos son los deseos de quienes trabajamos en el Grupo ECOticias: que todos disfrutemos de un Feliz Año Nuevo, pleno de equilibrio y concordia.

 

REDACCION/ECOTICIAS.COM

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés