¿Conoces a SunFields?

¿Conoces a SunFields?

Sunfields es un proveedor de equipos fotovoltaicos desde el año 2007, ha cubierto el suministro de proyectos solares en casi todo los continentes, lo que le ha aportado una extensa experiencia en la evaluación de calidad de los productos que trabajan.

Seguir leyendo
publicidad kit media
  1. Portada
  2. >
  3. Eco América

Drones: los nuevos exterminadores de plagas

Este proyecto tiene su origen en un estudio del Centrogeo, financiado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y la Fundación México-Estados Unidos para la Ciencia (Fumec), que exploró el uso de drones en la agricultura de precisión.
Enviado por:



Fecha de publicació: 14/06/2017, 12:41 h | (42) veces leída
Jesús Antonio Sosa Herrera, especialista del Centro de Investigación en Geografía y Geomática (Centrogeo) en Aguascalientes, propone el uso de vehículos aéreos no tripulados o drones que, equipados con cámaras multiespectrales y térmicas, serían herramientas tecnológicas de precisión para la detección temprana de plagas en cultivos.
El investigador —adscrito al programa de Cátedras Conacyt— trabaja actualmente en un programa matemático que servirá para diseñar una metodología en plantíos de café y cocoteros.
Este proyecto tiene su origen en un estudio del Centrogeo, financiado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y la Fundación México-Estados Unidos para la Ciencia (Fumec), que exploró el uso de drones en la agricultura de precisión.
Sosa Herrera explicó que trabajó con dos tipos de drones: “El de ala fija permite cubrir extensiones más o menos considerables pero, como depende mucho de la velocidad que tiene el aparato, no es posible sacar fotos muy cerca y entonces la resolución que tienes es menor; el otro tipo de dron es el de multirrotor, y en este la ventaja es que la velocidad de desplazamiento puede ser estática, entonces esto deja tomar fotografías con mayor precisión, pero el tiempo de vuelo y el área que cubre es menor”.
Por sus características, el dron de ala fija se empleará en este proyecto para una inspección rápida y general de los plantíos; posteriormente, se utilizará el multirrotor para una supervisión detallada sobre aquellas áreas en las que se hayan detectado anomalías. A futuro, se buscarán extrapolar los resultados con imágenes satelitales, acompañado de un muestreo estadístico para determinar la precisión que nos daría esta metodología en grandes áreas.
“La ventaja es que con la imagen satelital tienes cubierta un área bastante grande, entonces extrapolar es suponer que en las variaciones que estamos encontrando puede haber un patrón que llegue a causar problemas en otras áreas que desde el satélite se ven más o menos con las mismas características. Esto no necesariamente tiene que ser así, pero puedes sacar una estadística y una posibilidad de que haya problemas en las áreas similares”, mencionó.
Monitoreo dinámico
Los drones empleados en la investigación de Sosa Herrera han sido equipados con cámaras multiespectrales y térmicas, equipo que tiene la capacidad de detectar bandas del espectro electromagnético, que son emisiones de luz que el ojo humano y las cámaras convencionales no alcanzan a percibir, información que será procesada por un equipo de cómputo para tratar de elaborar un sistema de monitoreo dinámico.
“Vamos a tomar las primeras muestras en campo en cultivos de chile, la idea es llevar un seguimiento durante todo el desarrollo de cultivo, esto, para ver cuáles son las etapas por las que pasan las plantas cuando desarrollan este tipo de plagas. Si vamos tomando varias fotografías, para una temporada siguiente podríamos ver similitudes con las imágenes multiespectrales en los cultivos a una etapa temprana y así poder prevenir que aparezca la plaga en una extensión grande”, apuntó.
Toda esta información debe llevar un proceso, para ello se utilizarán técnicas de percepción remota y de procesamiento digital de imágenes, así como inteligencia artificial, a fin de determinar qué es lo que ocurre en cada etapa de crecimiento de los vegetales que serán observados; los datos se introducirán a un sistema software que detectará la presencia de plagas.
Para finalizar, Sosa Herrera sostuvo que aunque en la actualidad hay varias aplicaciones de drones en la agricultura, la mayoría de ellas se limita a determinar la salud de la planta, opera con índices estándares que no necesariamente van a detectar la presencia de una plaga y no toma en consideración las causas del problema, por lo que factores como la humedad, el tipo de suelo y vegetación serán considerados para que el algoritmo sea eficiente.

Jesús Antonio Sosa Herrera, especialista del Centro de Investigación en Geografía y Geomática (Centrogeo) en Aguascalientes, propone el uso de vehículos aéreos no tripulados o drones que, equipados con cámaras multiespectrales y térmicas, serían herramientas tecnológicas de precisión para la detección temprana de plagas en cultivos.

El investigador —adscrito al programa de Cátedras Conacyt— trabaja actualmente en un programa matemático que servirá para diseñar una metodología en plantíos de café y cocoteros.

Este proyecto tiene su origen en un estudio del Centrogeo, financiado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y la Fundación México-Estados Unidos para la Ciencia (Fumec), que exploró el uso de drones en la agricultura de precisión.

Sosa Herrera explicó que trabajó con dos tipos de drones: “El de ala fija permite cubrir extensiones más o menos considerables pero, como depende mucho de la velocidad que tiene el aparato, no es posible sacar fotos muy cerca y entonces la resolución que tienes es menor; el otro tipo de dron es el de multirrotor, y en este la ventaja es que la velocidad de desplazamiento puede ser estática, entonces esto deja tomar fotografías con mayor precisión, pero el tiempo de vuelo y el área que cubre es menor”.

Por sus características, el dron de ala fija se empleará en este proyecto para una inspección rápida y general de los plantíos; posteriormente, se utilizará el multirrotor para una supervisión detallada sobre aquellas áreas en las que se hayan detectado anomalías. A futuro, se buscarán extrapolar los resultados con imágenes satelitales, acompañado de un muestreo estadístico para determinar la precisión que nos daría esta metodología en grandes áreas.

“La ventaja es que con la imagen satelital tienes cubierta un área bastante grande, entonces extrapolar es suponer que en las variaciones que estamos encontrando puede haber un patrón que llegue a causar problemas en otras áreas que desde el satélite se ven más o menos con las mismas características. Esto no necesariamente tiene que ser así, pero puedes sacar una estadística y una posibilidad de que haya problemas en las áreas similares”, mencionó.

Monitoreo dinámico

Los drones empleados en la investigación de Sosa Herrera han sido equipados con cámaras multiespectrales y térmicas, equipo que tiene la capacidad de detectar bandas del espectro electromagnético, que son emisiones de luz que el ojo humano y las cámaras convencionales no alcanzan a percibir, información que será procesada por un equipo de cómputo para tratar de elaborar un sistema de monitoreo dinámico.

“Vamos a tomar las primeras muestras en campo en cultivos de chile, la idea es llevar un seguimiento durante todo el desarrollo de cultivo, esto, para ver cuáles son las etapas por las que pasan las plantas cuando desarrollan este tipo de plagas. Si vamos tomando varias fotografías, para una temporada siguiente podríamos ver similitudes con las imágenes multiespectrales en los cultivos a una etapa temprana y así poder prevenir que aparezca la plaga en una extensión grande”, apuntó.

Toda esta información debe llevar un proceso, para ello se utilizarán técnicas de percepción remota y de procesamiento digital de imágenes, así como inteligencia artificial, a fin de determinar qué es lo que ocurre en cada etapa de crecimiento de los vegetales que serán observados; los datos se introducirán a un sistema software que detectará la presencia de plagas.

Para finalizar, Sosa Herrera sostuvo que aunque en la actualidad hay varias aplicaciones de drones en la agricultura, la mayoría de ellas se limita a determinar la salud de la planta, opera con índices estándares que no necesariamente van a detectar la presencia de una plaga y no toma en consideración las causas del problema, por lo que factores como la humedad, el tipo de suelo y vegetación serán considerados para que el algoritmo sea eficiente.





También te puede interesar:

Crece el ecoturismo en México

Crece el ecoturismo en México
"México tiene en la biodiversidad la materia prima para hacer de la actividad turística una opción real en la generación de empleos y una herramienta estratégica para el desarrollo regional del país, cuya riqueza natural es la principal motivación para atraer más turistas a destinos nacionales", afirmó el subsecretario de Innovación y Producto Turístico de la Sectur, Rubén Gerardo Corona González. Al inaugurar,...

Seguir leyendo

Se celebra el Día Internacional de los Derechos de los Animales

Se celebra el Día Internacional de los Derechos de los Animales
El Día Internacional de los Derechos Animales se conmemora cada 10 de diciembre desde 1997 con la intención de buscar la igualdad entre las especies y así mismo, poner en tela de juicio creencias más violentas, tradiciones y actitudes que perjudican tanto física como emocionalmente a los animales. En distintos países se realizan diversas jornadas y numerosos grupos y asociaciones nos recuerdan a los billones de...

Seguir leyendo

No te pierdas estos videos:

BioCultura 2018
217 visitas

Con esta campaña “queremos ilustrar el hecho de que el sector ‘bio’ se encuentra en un momento de gran expansión. Es un buen...

Greenpeace Brasil acaba de presentar el informe titulado “Madera manchada de sangre: violencia y robo de madera amazónica”, un informe que...

Envie su Comentario
SU NOMBRE:
SU E-MAIL:
SU COMENTARIO:
COPYRIGHT © Grupo ECOticias SL TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS