¿Conoces a SunFields?

¿Conoces a SunFields?

Sunfields es un proveedor de equipos fotovoltaicos desde el año 2007, ha cubierto el suministro de proyectos solares en casi todo los continentes, lo que le ha aportado una extensa experiencia en la evaluación de calidad de los productos que trabajan.

Seguir leyendo
publicidad kit media
  1. Portada
  2. >
  3. Eco América

Itboca: investigación científica en beneficio del entorno

Se trata de la maestría y el doctorado en ciencias en acuacultura, además de la maestría en ciencias ambientales, adscritos al Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt). De acuerdo con el director de la institución, el maestro José Manuel Rosado Pérez, los posgrados del Itboca se crearon con el propósito de apoyar al sector productivo pesquero, a consumidores y medio ambiente.
Enviado por:



Fecha de publicació: 14/06/2017, 13:33 h | (49) veces leída
Con la misión de aportar conocimientos científicos y desarrollo tecnológico en beneficio del entorno, el Instituto Tecnológico de Boca del Río (Itboca) —que pertenece al Tecnológico Nacional de México (Tecnm)— oferta posgrados en acuacultura e ingeniería ambiental, en donde alumnos e investigadores desarrollan proyectos que impactan positivamente en la sociedad.
Se trata de la maestría y el doctorado en ciencias en acuacultura, además de la maestría en ciencias ambientales, adscritos al Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt). De acuerdo con el director de la institución, el maestro José Manuel Rosado Pérez, los posgrados del Itboca se crearon con el propósito de apoyar al sector productivo pesquero, a consumidores y medio ambiente.
“Los proyectos gestados en esta institución están comprometidos con el entorno, pues buscan resolver problemas de los productores o consumidores de la región. Generalmente nuestros investigadores realizan trabajo de campo (muestreos) en donde conocen de primera mano el problema, o bien son los productores quienes conocen a los investigadores en congresos”, enfatizó Manuel Rosado.
La premisa de los investigadores del Itboca es generar conocimiento y desarrollar tecnología que posteriormente pueda ser transferida a los sectores que la requieren. La actividad acuícola representa en México una alternativa para generar ingresos en el ámbito rural, de acuerdo con la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), esta actividad genera anualmente cerca de 200 mil toneladas.
“Dentro del programa de doctorado y maestría en ciencias en acuacultura, se busca que cada proyecto cumpla satisfacer las necesidades de los productores acuícolas de la región, realizando investigaciones para una producción sustentable”, reiteró Ana Leticia Platas, jefa de la División de Estudios de Posgrado e Investigación.
Los antecedentes
Desde su inicio como Instituto Tecnológico del Mar 01 (Itmar), ahora Instituto Tecnológico de Boca del Río, la entidad académica mostró su vocación por las ciencias del mar. En 1975, contaba ya con la ingeniería en pesquerías, acuacultura y tecnología de capturas, que posteriormente dieron origen a los posgrados en ciencias en acuacultura.
En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, Manuel Rosado, director del instituto, precisó que la suma de conocimiento acumulado en el área de acuacultura e industrias alimentarias fue el parteaguas para crear los posgrados, que desde su surgimiento forman parte del PNPC.
Explicó que mediante los estudios de ingeniería, los alumnos aprendían cómo producir; sin embargo, para ellos era importante que conocieran cómo mejorar la producción. Tras esta inquietud de profundizar en los trabajos de investigación, nace en el 2000 la maestría en ciencias en acuacultura.
“El objetivo de la maestría en ciencias en acuacultura es formar profesionales con capacidad de generar investigación básica y aplicada en el área científico-tecnológica, tanto de manera individual como en grupos de investigación en el contexto de desarrollos acuícolas sustentables. Todo lo anterior, siguiendo los estándares de calidad y ética que rigen a los programas de posgrado de excelencia de los institutos tecnológicos de México”, detalló la maestra Ana Leticia Platas.
Derivado de los trabajos en la maestría y en la búsqueda del conocimiento específico, nace en el 2012 el doctorado en ciencias en acuacultura. Tal como explicó el director del Itboca, los factores que encauzaron a la creación de un nuevo posgrado fueron la madurez de los proyectos, la experiencia del personal y la incorporación de nuevos investigadores.
“El éxito de estos posgrados se debe al perfil académico, porque incluso si no se cuenta con el equipo adecuado, los profesores buscan la forma para realizar una práctica o investigación, con lo que ganamos competencia”.
Las investigaciones en acuacultura, además de buscar mejorar la producción de especies dulceacuícolas y marinas, también centró sus estudios en el cuidado de las mismas. Factores como la contaminación, fenómenos naturales y cambio climático, que impactan directamente en el crecimiento y preservación de las especies, abrieron un nuevo de campo de estudio para el instituto, que en 2016 decidió crear el posgrado en ingeniería ambiental.
“La maestría en ingeniería ambiental forma profesionales de alto nivel académico y científico, con el compromiso social y ético de que contribuyan al mejoramiento y restauración de los ecosistemas. Son capaces de generar conocimientos e innovación de procesos, tecnologías y biotecnologías orientadas a los sistemas costeros y marinos del país”, precisó Ana Leticia Platas.
Investigación y transferencia tecnológica
Las investigaciones gestadas en los posgrados en ciencias en acuacultura desean integrar a la sociedad un esquema de acuacultura sustentable basado en el cuidado y preservación de las especies, tal como indicó la doctora Martha Patricia Hernández, catedrática del Itboca.
Explicó también que los estudios persiguen beneficiar al sector pesquero y acuícola del país, atendiendo la sobreexplotación de especies. La propuesta de los investigadores es fomentar una cultura de cultivo, en lugar de capturas y depredación del medio ambiente.
Los posgrados están apoyados en los laboratorios de mejoramiento genético y el de cultivo y nutrición de crustáceos. Uno de los proyectos más representativos de la institución es el programa de protección del cangrejo azul (Cardisoma guanhumi), especie característica del estado de Veracruz.
Otra especie de interés son los Lysmata sp., que son camarones de ornato. Los especialistas del Itboca trabajan en desarrollar tecnologías para el cultivo de camarones, para reducir la explotación de estas especies.
Para lograr estos objetivos, han implementado tecnologías como el biofloc, proceso con el que disminuyen los recambios de agua en la acuacultura, además de aprovechar los nutrientes.
“Productores de la región de Tlaxcala vinieron a conocer la tecnología de biofloc y a recibir capacitación. Esta situación es justamente nuestra mayor razón de ser, cuando proyectos gestados aquí resuelven problemas sobre todo en sectores primarios, permitiendo el desarrollo comunitario”, enfatizó Manuel Rosado, director del Itboca.
La acuaponía es otra de las tecnologías utilizadas en la generación de conocimiento en los posgrados del Itboca. La acuaponía enfoca su función en el aprovechamiento del agua desechada de los sistemas de acuacultura para nutrir cultivos de plantas y, posteriormente, regresarla al estanque.
El maestro Manuel Rosado, que con el objetivo de coadyuvar al mejoramiento del entorno, tiene el proyecto de crear un laboratorio orientado al análisis de las condiciones costeras, para entender cómo impactan en el crecimiento de especies, estudio de la contaminación y fenómenos naturales, de forma que el gobierno pueda apoyarse en información científica para la resolución de problemas.
Para la formalización de las investigaciones gestadas en los posgrados, el Itboca se apoya en dos cuerpos académicos: ciencias acuícolas y pesqueras y, el más reciente, biotecnología en acuacultura. Del mismo modo, los investigadores trabajan en conjunto con especialistas de otros institutos tecnológicos del estado, de la Universidad Veracruzana e instituciones del sector público como Sagarpa, Pemex, Semarnat y el Acuario de Veracruz, A.C.

Con la misión de aportar conocimientos científicos y desarrollo tecnológico en beneficio del entorno, el Instituto Tecnológico de Boca del Río (Itboca) —que pertenece al Tecnológico Nacional de México (Tecnm)— oferta posgrados en acuacultura e ingeniería ambiental, en donde alumnos e investigadores desarrollan proyectos que impactan positivamente en la sociedad.

Se trata de la maestría y el doctorado en ciencias en acuacultura, además de la maestría en ciencias ambientales, adscritos al Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt). De acuerdo con el director de la institución, el maestro José Manuel Rosado Pérez, los posgrados del Itboca se crearon con el propósito de apoyar al sector productivo pesquero, a consumidores y medio ambiente.

“Los proyectos gestados en esta institución están comprometidos con el entorno, pues buscan resolver problemas de los productores o consumidores de la región. Generalmente nuestros investigadores realizan trabajo de campo (muestreos) en donde conocen de primera mano el problema, o bien son los productores quienes conocen a los investigadores en congresos”, enfatizó Manuel Rosado.

La premisa de los investigadores del Itboca es generar conocimiento y desarrollar tecnología que posteriormente pueda ser transferida a los sectores que la requieren. La actividad acuícola representa en México una alternativa para generar ingresos en el ámbito rural, de acuerdo con la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), esta actividad genera anualmente cerca de 200 mil toneladas.

“Dentro del programa de doctorado y maestría en ciencias en acuacultura, se busca que cada proyecto cumpla satisfacer las necesidades de los productores acuícolas de la región, realizando investigaciones para una producción sustentable”, reiteró Ana Leticia Platas, jefa de la División de Estudios de Posgrado e Investigación.

Los antecedentes

Desde su inicio como Instituto Tecnológico del Mar 01 (Itmar), ahora Instituto Tecnológico de Boca del Río, la entidad académica mostró su vocación por las ciencias del mar. En 1975, contaba ya con la ingeniería en pesquerías, acuacultura y tecnología de capturas, que posteriormente dieron origen a los posgrados en ciencias en acuacultura.

En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, Manuel Rosado, director del instituto, precisó que la suma de conocimiento acumulado en el área de acuacultura e industrias alimentarias fue el parteaguas para crear los posgrados, que desde su surgimiento forman parte del PNPC.

Explicó que mediante los estudios de ingeniería, los alumnos aprendían cómo producir; sin embargo, para ellos era importante que conocieran cómo mejorar la producción. Tras esta inquietud de profundizar en los trabajos de investigación, nace en el 2000 la maestría en ciencias en acuacultura.

“El objetivo de la maestría en ciencias en acuacultura es formar profesionales con capacidad de generar investigación básica y aplicada en el área científico-tecnológica, tanto de manera individual como en grupos de investigación en el contexto de desarrollos acuícolas sustentables. Todo lo anterior, siguiendo los estándares de calidad y ética que rigen a los programas de posgrado de excelencia de los institutos tecnológicos de México”, detalló la maestra Ana Leticia Platas.

Derivado de los trabajos en la maestría y en la búsqueda del conocimiento específico, nace en el 2012 el doctorado en ciencias en acuacultura. Tal como explicó el director del Itboca, los factores que encauzaron a la creación de un nuevo posgrado fueron la madurez de los proyectos, la experiencia del personal y la incorporación de nuevos investigadores.

“El éxito de estos posgrados se debe al perfil académico, porque incluso si no se cuenta con el equipo adecuado, los profesores buscan la forma para realizar una práctica o investigación, con lo que ganamos competencia”.

Las investigaciones en acuacultura, además de buscar mejorar la producción de especies dulceacuícolas y marinas, también centró sus estudios en el cuidado de las mismas. Factores como la contaminación, fenómenos naturales y cambio climático, que impactan directamente en el crecimiento y preservación de las especies, abrieron un nuevo de campo de estudio para el instituto, que en 2016 decidió crear el posgrado en ingeniería ambiental.

“La maestría en ingeniería ambiental forma profesionales de alto nivel académico y científico, con el compromiso social y ético de que contribuyan al mejoramiento y restauración de los ecosistemas. Son capaces de generar conocimientos e innovación de procesos, tecnologías y biotecnologías orientadas a los sistemas costeros y marinos del país”, precisó Ana Leticia Platas.

Investigación y transferencia tecnológica

Las investigaciones gestadas en los posgrados en ciencias en acuacultura desean integrar a la sociedad un esquema de acuacultura sustentable basado en el cuidado y preservación de las especies, tal como indicó la doctora Martha Patricia Hernández, catedrática del Itboca.

Explicó también que los estudios persiguen beneficiar al sector pesquero y acuícola del país, atendiendo la sobreexplotación de especies. La propuesta de los investigadores es fomentar una cultura de cultivo, en lugar de capturas y depredación del medio ambiente.

Los posgrados están apoyados en los laboratorios de mejoramiento genético y el de cultivo y nutrición de crustáceos. Uno de los proyectos más representativos de la institución es el programa de protección del cangrejo azul (Cardisoma guanhumi), especie característica del estado de Veracruz.

Otra especie de interés son los Lysmata sp., que son camarones de ornato. Los especialistas del Itboca trabajan en desarrollar tecnologías para el cultivo de camarones, para reducir la explotación de estas especies.

Para lograr estos objetivos, han implementado tecnologías como el biofloc, proceso con el que disminuyen los recambios de agua en la acuacultura, además de aprovechar los nutrientes.

“Productores de la región de Tlaxcala vinieron a conocer la tecnología de biofloc y a recibir capacitación. Esta situación es justamente nuestra mayor razón de ser, cuando proyectos gestados aquí resuelven problemas sobre todo en sectores primarios, permitiendo el desarrollo comunitario”, enfatizó Manuel Rosado, director del Itboca.

La acuaponía es otra de las tecnologías utilizadas en la generación de conocimiento en los posgrados del Itboca. La acuaponía enfoca su función en el aprovechamiento del agua desechada de los sistemas de acuacultura para nutrir cultivos de plantas y, posteriormente, regresarla al estanque.

El maestro Manuel Rosado, que con el objetivo de coadyuvar al mejoramiento del entorno, tiene el proyecto de crear un laboratorio orientado al análisis de las condiciones costeras, para entender cómo impactan en el crecimiento de especies, estudio de la contaminación y fenómenos naturales, de forma que el gobierno pueda apoyarse en información científica para la resolución de problemas.

Para la formalización de las investigaciones gestadas en los posgrados, el Itboca se apoya en dos cuerpos académicos: ciencias acuícolas y pesqueras y, el más reciente, biotecnología en acuacultura. Del mismo modo, los investigadores trabajan en conjunto con especialistas de otros institutos tecnológicos del estado, de la Universidad Veracruzana e instituciones del sector público como Sagarpa, Pemex, Semarnat y el Acuario de Veracruz, A.C.


Fuente original: www.conacytprensa.mx




También te puede interesar:

Día Internacional de las Montañas

Día Internacional de las Montañas
En 1992, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo adoptó el Capítulo 13 del Programa 21 “Ordenación de los Sistemas Frágiles: Desarrollo Sostenible de las Zonas de Montaña”. Por la relevancia del tema, 2002 fue designado Año Internacional de las Montañas y desde 2003 el 11 de diciembre es Día Internacional de las Montañas. Los ecosistemas de montaña: Abarcan cerca del...

Seguir leyendo

Guardián de bosque virgen en Osa lucha para protegerlo

Guardián de bosque virgen en Osa lucha para protegerlo
Don Jorge Brenes y su familia tienen 35 años de ser los guardianes de la Finca el Alto de San Juan, en la Península de Osa, en una localidad conocida como Rincón. Inicialmente tenían una empresa maderera con explotación sostenible -de la cual hoy conservan solo una pequeña división-, ya que con el tiempo los negocios familiares tomaron otra ruta. Sin embargo, el amor por los árboles echó raíces muy fuertes en...

Seguir leyendo

No te pierdas estos videos:

BioCultura 2018
237 visitas

Con esta campaña “queremos ilustrar el hecho de que el sector ‘bio’ se encuentra en un momento de gran expansión. Es un buen...

Greenpeace Brasil acaba de presentar el informe titulado “Madera manchada de sangre: violencia y robo de madera amazónica”, un informe que...

Envie su Comentario
SU NOMBRE:
SU E-MAIL:
SU COMENTARIO:
COPYRIGHT © Grupo ECOticias SL TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS