¿Conoces a SunFields?

¿Conoces a SunFields?

Sunfields es un proveedor de equipos fotovoltaicos desde el año 2007, ha cubierto el suministro de proyectos solares en casi todo los continentes, lo que le ha aportado una extensa experiencia en la evaluación de calidad de los productos que trabajan.

Seguir leyendo
publicidad kit media
  1. Portada
  2. >
  3. Naturaleza

Los mamíferos fueron los primeros animales en producir veneno

El examen con tomografía computarizada de fósiles del reptil pre-mamífero muestra características anatómicas diseñadas para la producción de veneno.
Enviado por:



Fecha de publicació: 17/02/2017, 11:53 h | (87) veces leída
Un fósil de Euchambersia therapsida (un reptil pre-mamífero), que vivió en Sudáfrica hace unos 260 millones de años, es la evidencia más antigua de un vertebrado con capacidad de producir veneno.
El examen con tomografía computarizada de fósiles del reptil pre-mamífero muestra características anatómicas diseñadas para la producción de veneno.
Euchambersia desarrolló una fosa profunda y circular, justo detrás de sus dientes caninos en la mandíbula superior, en la que se produjo un venenoso cóctel mortal, que llegaba directamente a la boca a través de una fina red de surcos óseos y canales.
"Esta es la primera evidencia del vertebrado venenoso más antiguo jamás encontrado, y lo que es aún más sorprendente es que no está en una especie que esperábamos que fuera", dice Julien Benoit, investigador del Instituto Bernard Price de Investigaciones Paleontológicas en la Universidad de Witwatersrand en Sudáfrica.
"Hoy en día, las serpientes son notorias por su mordedura venenosa, pero su registro fósil se desvanece en la profundidad de los tiempos geológicos hace unos 167 millones de años, por lo que hace 260 millones de años, Euchambersia evolucionó veneno más de 100 millones de años antes de que naciera la primera serpiente".
Como las glándulas de veneno no se fosilizan, Benoit y sus colegas de la Wits University, en asociación con el Museo de Historia Natural de Londres, utilizaron técnicas de tomografía computarizada de vanguardia y de imágenes 3D para analizar los dos cráneos fosilizados de Euchambersia descubiertos. Hallaron mpresionantes adaptaciones anatómicas que son compatibles con la producción de venenos. Sus resultados fueron publicados en la revista de acceso abierto PlosOne.
"Primero, una fosa ancha, profunda y circular (un espacio en el cráneo) para acomodar una glándula venenosa estaba presente en la mandíbula superior y estaba conectada al canino y a la boca por una fina red de canales y canales óseos", dice Benoit . Por otra parte, descubrimos dientes previamente no descritos escondidos en la vecindad de los huesos: dos incisivos con coronas conservadas y un par de grandes caninos, que tenían una cresta afilada. Tal dentición estriada habría ayudado a la inyección de veneno dentro de una presa", expone en un comunicado.
A diferencia de las serpientes como las víboras o las cobras, que inyectan veneno activamente en su presa a través de ranuras de aguja en los dientes, el veneno de Euchambersia fluyó directamente en su boca, y era introducido pasivamente en su víctima a través de crestas en el exterior de sus dientes caninos .
"Euchambersia podría haber utilizado su veneno para la protección o la caza. La mayoría de las especies venenosas de hoy en día utilizan su veneno para la caza, así que prefiero ir a esta opción. Además, los animales en ese momento no eran todos insectívoros, en particular entre los therapsida, que eran muy diversos", dijo.

Un fósil de Euchambersia therapsida (un reptil pre-mamífero), que vivió en Sudáfrica hace unos 260 millones de años, es la evidencia más antigua de un vertebrado con capacidad de producir veneno.

El examen con tomografía computarizada de fósiles del reptil pre-mamífero muestra características anatómicas diseñadas para la producción de veneno.

Euchambersia desarrolló una fosa profunda y circular, justo detrás de sus dientes caninos en la mandíbula superior, en la que se produjo un venenoso cóctel mortal, que llegaba directamente a la boca a través de una fina red de surcos óseos y canales.

"Esta es la primera evidencia del vertebrado venenoso más antiguo jamás encontrado, y lo que es aún más sorprendente es que no está en una especie que esperábamos que fuera", dice Julien Benoit, investigador del Instituto Bernard Price de Investigaciones Paleontológicas en la Universidad de Witwatersrand en Sudáfrica.

"Hoy en día, las serpientes son notorias por su mordedura venenosa, pero su registro fósil se desvanece en la profundidad de los tiempos geológicos hace unos 167 millones de años, por lo que hace 260 millones de años, Euchambersia evolucionó veneno más de 100 millones de años antes de que naciera la primera serpiente".

Como las glándulas de veneno no se fosilizan, Benoit y sus colegas de la Wits University, en asociación con el Museo de Historia Natural de Londres, utilizaron técnicas de tomografía computarizada de vanguardia y de imágenes 3D para analizar los dos cráneos fosilizados de Euchambersia descubiertos. Hallaron mpresionantes adaptaciones anatómicas que son compatibles con la producción de venenos. Sus resultados fueron publicados en la revista de acceso abierto PlosOne.

"Primero, una fosa ancha, profunda y circular (un espacio en el cráneo) para acomodar una glándula venenosa estaba presente en la mandíbula superior y estaba conectada al canino y a la boca por una fina red de canales y canales óseos", dice Benoit . Por otra parte, descubrimos dientes previamente no descritos escondidos en la vecindad de los huesos: dos incisivos con coronas conservadas y un par de grandes caninos, que tenían una cresta afilada. Tal dentición estriada habría ayudado a la inyección de veneno dentro de una presa", expone en un comunicado.

A diferencia de las serpientes como las víboras o las cobras, que inyectan veneno activamente en su presa a través de ranuras de aguja en los dientes, el veneno de Euchambersia fluyó directamente en su boca, y era introducido pasivamente en su víctima a través de crestas en el exterior de sus dientes caninos .

"Euchambersia podría haber utilizado su veneno para la protección o la caza. La mayoría de las especies venenosas de hoy en día utilizan su veneno para la caza, así que prefiero ir a esta opción. Además, los animales en ese momento no eran todos insectívoros, en particular entre los therapsida, que eran muy diversos", dijo.

ep





También te puede interesar:

Métodos biológicos para combatir el ‘tornillo de la vid’

Métodos biológicos para combatir el ‘tornillo de la vid’
El insecto Xylotrechus arvicola tiene aspecto de avispa, pero es inofensivo para el ser humano. En cambio, se ha convertido en una de las plagas más destructivas para las viñas, tanto que se conoce como ‘tornillo de la vid’. Ante la reducción de fitosanitarios impuesta por Europa, el grupo universitario de investigación en Ingeniería y Agricultura Sostenible (GUIIAS) de la Universidad de León está...

Seguir leyendo

Identifican los genes que distinguen a los mamíferos de otros animales

Identifican los genes que distinguen a los mamíferos de otros animales
¿Qué distingue al Homo sapiens de otros seres vivos? ¿Y al conjunto de los mamíferos? ¿Qué les hace diferentes? Estas son las preguntas a las cuales han intentado encontrar respuesta los expertos del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM), en colaboración con el departamento de Ciencias Experimentales y de la Salud de la Universidad Pompeu Fabra (UPF). Para hacerlo, han analizado el genoma...

Seguir leyendo

No te pierdas estos videos:

Centraremos nuestra campaña electoral para el 21D en la visibilización de esta emergencia ambiental, que es la más grave que sufrimos ahora...

BioCultura 2018
239 visitas

Con esta campaña “queremos ilustrar el hecho de que el sector ‘bio’ se encuentra en un momento de gran expansión. Es un buen...

Envie su Comentario
SU NOMBRE:
SU E-MAIL:
SU COMENTARIO:
Especial residuos y reciclaje 2017/2018
COPYRIGHT © Grupo ECOticias SL TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS