¿Conoces a SunFields?

¿Conoces a SunFields?

Sunfields es un proveedor de equipos fotovoltaicos desde el año 2007, ha cubierto el suministro de proyectos solares en casi todo los continentes, lo que le ha aportado una extensa experiencia en la evaluación de calidad de los productos que trabajan.

Seguir leyendo
publicidad kit media
  1. Portada
  2. >
  3. Naturaleza

Los bonobos son bondadosos, cualidad humana exclusiva hasta ahora

Un estudio previo de Tan y el profesor asociado de antropología evolutiva Brian Hare descubrió que los bonobos comparten comida con extraños. Ahora, en una nueva serie de experimentos, el equipo está tratando de descubrir hasta dónde llega esta bondad.
Enviado por:



Fecha de publicació: 08/11/2017, 13:03 h | (156) veces leída
Investigaciones recientes en bonobos sugieren que nuestra especie no es tan excepcional en el ejercicio de la bondad hacia los desconocidos.
Simpáticos simios de la cuenca del Congo en África, los bonobos harán todo lo posible para ayudar a los extraños, dijo Jingzhi Tan, un asociado postdoctoral en antropología evolutiva de la Universidad de Duke.
Un estudio previo de Tan y el profesor asociado de antropología evolutiva Brian Hare descubrió que los bonobos comparten comida con extraños. Ahora, en una nueva serie de experimentos, el equipo está tratando de descubrir hasta dónde llega esta bondad.
Los investigadores estudiaron bonobos nacidos en el santuario Lola ya Bonobo en la República Democrática del Congo. Sus resultados aparecen en Scientific Reports.
En un experimento, descubrieron que los bonobos ayudan a un extraño a obtener alimentos, incluso cuando no haya una recompensa inmediata.
Dieciséis bonobos fueron llevados por separado a una de dos habitaciones contiguas separadas por una valla. Los investigadores colgaron un pedazo de manzana de una cuerda justo encima de la habitación vacía, visible pero fuera de su alcance.
Los simios no podían acceder a la fruta o la cuerda. Pero si subían la valla, podían alcanzar un alfiler de madera que sujetaba la cuerda al techo y soltar la fruta que colgaba, haciendo que cayera al alcance de cualquier bonobo que entrara en la habitación contigua.
Los bonobos soltaron la fruta aproximadamente cuatro veces más a menudo cuando un bonobo desconocido estaba en la habitación contigua que cuando la habitación estaba vacía.
Además, los bonobos no esperaron a que les pidieran ayuda, simplemente se lo ofrecieron. Los investigadores cambiaron el tamaño de la malla que rodeaba la habitación del extraño, de modo que en algunos ensayos pudieron introducir los brazos en las aberturas de la pantalla para pedir ayuda, y en otros ensayos no lo hicieron. Los bonobos ayudaban con la misma frecuencia si el extraño hacía un gesto de ayuda o no.
Este impulso de los bonobos para sentir por los extraños no está del todo bajo control consciente. En otro experimento, tuvieron a 21 bonobos viendo una serie de videos cortos. En algunos videos, los simios vieron a un familiar miembro del grupo bostezando o haciendo una expresión neutral. En otros videos vieron a desconocidos del Zoo de Columbus comportándose de la misma manera.
Del mismo modo que ver bostezar a otra persona puede hacerte bostezar, bostezar también es contagioso en los bonobos. Estudios previos sugieren que el fenómeno está relacionado con una forma básica de empatía llamada "contagio emocional", cuando el estado de ánimo de una persona desencadena emociones similares en otras personas a su alrededor.
Los investigadores encontraron que los bostezos de los desconocidos eran tan contagiosos como los de los compañeros de grupo.
El impulso de ser amable con los extraños es probable que evolucione en especies en las que los beneficios de la vinculación con personas externas superan los costos, dijo Tan, ahora investigador postdoctoral en la Universidad de California, San Diego.
Las hembras bonobos abandonan el grupo donde nacieron para unirse a un nuevo grupo cuando llegan a la edad adulta, donde forman vínculos con otros adultos no relacionados que nunca han conocido. Los bonobos, como los humanos, simplemente pueden estar ansiosos por dar una buena primera impresión.

Investigaciones recientes en bonobos sugieren que nuestra especie no es tan excepcional en el ejercicio de la bondad hacia los desconocidos.

Simpáticos simios de la cuenca del Congo en África, los bonobos harán todo lo posible para ayudar a los extraños, dijo Jingzhi Tan, un asociado postdoctoral en antropología evolutiva de la Universidad de Duke.

Un estudio previo de Tan y el profesor asociado de antropología evolutiva Brian Hare descubrió que los bonobos comparten comida con extraños. Ahora, en una nueva serie de experimentos, el equipo está tratando de descubrir hasta dónde llega esta bondad.

Los investigadores estudiaron bonobos nacidos en el santuario Lola ya Bonobo en la República Democrática del Congo. Sus resultados aparecen en Scientific Reports.

En un experimento, descubrieron que los bonobos ayudan a un extraño a obtener alimentos, incluso cuando no haya una recompensa inmediata.

Dieciséis bonobos fueron llevados por separado a una de dos habitaciones contiguas separadas por una valla. Los investigadores colgaron un pedazo de manzana de una cuerda justo encima de la habitación vacía, visible pero fuera de su alcance.

Los simios no podían acceder a la fruta o la cuerda. Pero si subían la valla, podían alcanzar un alfiler de madera que sujetaba la cuerda al techo y soltar la fruta que colgaba, haciendo que cayera al alcance de cualquier bonobo que entrara en la habitación contigua.

Los bonobos soltaron la fruta aproximadamente cuatro veces más a menudo cuando un bonobo desconocido estaba en la habitación contigua que cuando la habitación estaba vacía.

Además, los bonobos no esperaron a que les pidieran ayuda, simplemente se lo ofrecieron. Los investigadores cambiaron el tamaño de la malla que rodeaba la habitación del extraño, de modo que en algunos ensayos pudieron introducir los brazos en las aberturas de la pantalla para pedir ayuda, y en otros ensayos no lo hicieron. Los bonobos ayudaban con la misma frecuencia si el extraño hacía un gesto de ayuda o no.

Este impulso de los bonobos para sentir por los extraños no está del todo bajo control consciente. En otro experimento, tuvieron a 21 bonobos viendo una serie de videos cortos. En algunos videos, los simios vieron a un familiar miembro del grupo bostezando o haciendo una expresión neutral. En otros videos vieron a desconocidos del Zoo de Columbus comportándose de la misma manera.

Del mismo modo que ver bostezar a otra persona puede hacerte bostezar, bostezar también es contagioso en los bonobos. Estudios previos sugieren que el fenómeno está relacionado con una forma básica de empatía llamada "contagio emocional", cuando el estado de ánimo de una persona desencadena emociones similares en otras personas a su alrededor.

Los investigadores encontraron que los bostezos de los desconocidos eran tan contagiosos como los de los compañeros de grupo.

El impulso de ser amable con los extraños es probable que evolucione en especies en las que los beneficios de la vinculación con personas externas superan los costos, dijo Tan, ahora investigador postdoctoral en la Universidad de California, San Diego.

Las hembras bonobos abandonan el grupo donde nacieron para unirse a un nuevo grupo cuando llegan a la edad adulta, donde forman vínculos con otros adultos no relacionados que nunca han conocido. Los bonobos, como los humanos, simplemente pueden estar ansiosos por dar una buena primera impresión.

ep





También te puede interesar:

Docenas de especies de abejas y avispas en S'Albufera de Mallorca

Docenas de especies de abejas y avispas en S'Albufera de Mallorca
Diferentes estudios de catalogación han permitido descubrir una gran diversidad de abejas y avispas. Concretamente, han encontrado 195 especies en S'Albufera de Mallorca y otras 26 solo localizadas en Son Bosc. Según ha explicado la Conselleria de Medio Ambiente, solo en este espacio natural se ha observado el 45 por ciento de todas las especies vistas en Mallorca, es decir, prácticamente una de cada dos...

Seguir leyendo

Las plantas también controlan su respuesta inmune con un termostato

Las plantas también controlan su respuesta inmune con un termostato
Cientificos chinos han descubierto cómo las plantas implementan un mecanismo sofisticado de termostato para controlar con precisión las respuestas inmunes. Al igual que los animales, las plantas poseen un sistema inmune innato, basada en una serie de proteínas llamadas reacciones inmunes, y son capaces de defenderse contra la invasión de microbios patógenos. Las respuestas inmunitarias innatas deben...

Seguir leyendo

No te pierdas estos videos:

“ECOticias se hace eco de la solicitud del famoso y controvertido presentador español, que ha realizado un video en el cual demuestra la realidad...

Esta plataforma, que representa un punto de encuentro entre el negocio y los consumidores, está pensada para que cualquier tipo de comercio de proximidad...

Envie su Comentario
SU NOMBRE:
SU E-MAIL:
SU COMENTARIO:
Especial residuos y reciclaje 2017/2018
COPYRIGHT © Grupo ECOticias SL TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS