La Central Térmica de Andorra ya es historia

  • La Central Térmica de Andorra se ha conectado este martes, 2 de junio, a la red eléctrica para quemar las últimas 25.000 toneladas de carbón que quedan en sus instalaciones, según han informado fuentes de Endesa.

Comparte esta noticia!

La planta agotará sus reservas de mineral el miércoles, 5 de junio, aunque la normativa le obliga a estar disponible para el sistema eléctrico hasta el 30 de junio, día en el que cerrará por no haber podido acometer las inversiones medioambientales exigidas para cumplir con la nueva normativa europea de emisiones industriales.

El presidente del comité de empresa de la central, Hilario Mombiela (UGT), ha apuntado que "después de casi 40 años con la central operativa" saber que se están quemando las últimas toneladas de carbón es "muy triste", sobre todo porque "no se ve ninguna alternativa en el territorio".

La Central Térmica de Andorra ya es historia

En este sentido, ha considerado que este cierre va a ser "la debacle para el personal de las empresas auxiliares", que por el momento se quedan sin trabajo: "No tenemos ningún proyecto en firme, todavía no se ve maquinaria funcionando por los polígonos, el único proyecto que parece que iba algo más avanzado es el de Forestalia pero todavía no hay ningún movimiento".

Subcontratas

Hilario Mombiela ha remarcado que a partir del 30 de junio todo el personal de las subcontratas --quedan unas 70 personas trabajando de las 300 que había cuando se inició el proceso de cierre-- se va al paro.

"Esto es muy triste porque al final este personal espera poder trabajar en el desmantelamiento de la central pero todavía falta información". Ha mencionado que los cursos de formación que se iban a impartir para estos empleados no se han podido celebrar cuando estaba previsto por la crisis sanitaria.

"En definitiva, estos trabajadores tendrán que buscarse el pan en otra parte, y ya se sabe que cuando la gente se tiene que mover de una zona a otra es muy difícil que retorne", ha puesto de manifiesto.

PUBLICIDAD

En estos momentos, una de las subcontratas, Limpiezas Nervión, está negociando el despido colectivo de sus 22 trabajadores. El delegado de UGT en la empresa, Ángel Villén, ha apuntado que la sensación que tienen en estos momentos es "muy mala y complicada" porque "no hay trabajo en la zona".

Maessa

Otra de las auxiliares de la central, Maessa, la pasada semana firmó con la representación de sus trabajadores el acuerdo que finiquita los contratos de sus trabajadores a fecha de 30 de junio. La secretaria de Industria de Comisiones Obreras (CCOO), Ana Sánchez, ha lamentado que todavía no se tenga información sobre el futuro de los empleados de las subcontratas.

"Se firmó un acuerdo con Endesa a nivel estatal, se dijo que habría una comisión de seguimiento, pero no se ha convocado, por lo que no tenemos los planes de desmantelamiento de la central, independientemente de la empresa que gane el concurso. Los trabajadores y ciudadanos de la comarca ahora tienen que pasar por un desierto, porque tenemos el cierre pero no sabemos lo que va a ocurrir", ha apostillado.


Comentario/s

Deja tu comentario