La movilidad eléctrica y las Smart Cities

  • Smart Cities es un término que se aplica a las ciudades en las que se realizan cambios importantes destinados a tecnologizarlas y es el modelo para la creación de nuevos centros urbanos. La movilidad eléctrica es su complemento ideal.

Comparte esta noticia!

¿Las Smart Cities son el futuro?

En realidad, las Smart Cities ya son el presente, aunque los avances dependen de las condiciones económicas de cada nación que las implementa. De hecho, la UE está apostando por las mejoras tecnológicas y tienes objetivos muy claros vinculado con este tipo de ciudades, que aprovechan al máximo las nuevas tecnologías.

Para hablar de Smart City, también se emplean otros términos como “ciudades digitales” o “ciudades conectadas”, puesto que implican el desarrollo de diversas tecnologías como las redes inteligentes, el Internet de las cosas, medidores y la interconectividad integral, entre otros.

La movilidad eléctrica y las Smart Cities

Ya hay muchas ciudades que están haciendo ingentes esfuerzos de adaptación, con el objetivo de conseguir la calificación de Smart Cities invirtiendo en redes y banda ancha, innovando a nivel digital, apostando por la conexión inalámbrica y orientando el funcionamiento de las mismas hacia un fututo interconectado y al servicio de sus ciudadanos.

Movilidad eléctrica; una necesidad ineludible

La movilidad eléctrica, es decir el logro de que todo el transporte tenga una matriz eléctrica, ya sea de personas como de mercaderías y por aire, mar y tierra es un objetivo tan ambicioso como necesario, en un mundo en el que, a quien pretenda sobrevivir no le queda más alternativa que decantarse por la sostenibilidad.

La cantidad de coches eléctricos que circulan por el mundo crece diariamente. En Europa en la actualidad el número de vehículos de este tipo es bastante considerable, aunque hay países en los que la apuesta es más decidida, como es el caso de Noruega donde casi el 56 % del parque automotriz es eléctrico y otros como España, que aún se muestran reacios al cambio, con apenas un 1.39% de cuota de mercado.

PUBLICIDAD

Actualmente la cifra de coches eléctricos de nuestro país supera las 25.000 unidades, aunque hay casi 65.000 unidades vehiculares eléctricas (bicicletas, patinetes, etc.). Se espera que esta cantidad aumente de manera exponencial, puesto que uno de los objetivos post COVID, tanto a nivel de la UE como nacional, es el fomento a la movilidad eléctrica.

Smart Cities y movilidad eléctrica

Para que el crecimiento de la movilidad eléctrica se efectivice hay que apostar también por las Smart Cities. Es imprescindible alcanzar un punto de equilibrio y un nivel importante de adaptación, para que ambas tecnologías se compatibilicen en favor de una mejora tangible en la vida de los ciudadanos y en el medio ambiente.

PUBLICIDAD

Las ciudades del futuro deben adecuarse, para que la población pueda tener acceso rápido, ágil e ilimitado a todos los rincones de los centros urbanos. Para ello necesitará que los gobiernos gestionen los recursos de manera eficaz y poder hacer uso de servicios de transporte eficientes e innovadores, basados en la movilidad eléctrica.

Para lograr que esta conjunción entre las Smart Cities y la movilidad eléctrica sea lo más eficaz posible deben tomarse en cuenta una serie de factores de diferente índole (social, económico, medioambiental, etc.), que serán fundamentales a la hora de la planificación, implantación, implementación y correcto funcionamiento del conjunto.

PUBLICIDAD

La nueva movilidad

Las Smart Cities permitirán optimizar la planificación de rutas personales o profesionales, de modo que no solo tendrá en cuenta los vericuetos y atajos del camino, sino que podrá proporcionar en tiempo real la información en cuanto a fluidez del tráfico, influencia climática, etc., con el fin de que cada trayecto sea lo más eficaz posible, lo que conllevará un ahorro de tiempo, energía y dinero.

Ante la realidad de que en breve (apenas 65 a 70 años) se acabará el petróleo, los combustibles altamente contaminantes derivados de esta sustancia dejarán de producirse, por lo que los motores de combustión interna pasarán a la historia. Los coches eléctricos y quizá otras tecnologías alternativas como la solar o el hidrógeno, serán los vehículos que circulen por las futuras Smart Cities.

PUBLICIDAD

El carsharing (alquiler por períodos de todo tipo de vehículos particulares), el compartir coche ya sea para trayectos habituales o excepcionales y las nuevas plataformas de movilidad eléctrica urbana. son las maneras de moverse que facilitarán el transporte y lo harán más accesible y económico en las Smart Cities.

La hiper- conectividad, es decir la posibilidad de que exista una conexión en tiempo real de varios dispositivos, algo que ya es una realidad gracias a las aplicaciones móviles, al Big Data y a la Inteligencia Artificial, brindará los parámetros necesarios para que las ciudades tengan patrones de movilidad y de transporte orientados a la sostenibilidad y la eficiencia.

Las infraestructuras deberán adecuarse para dar paso a una movilidad eléctrica y sostenible. La mejora, multiplicación y reorganización de los carriles y aparcamientos para bicicletas y vehículos ligeros y de las zonas de peatones debe ser una de las prioridades, junto con la adaptación de las vías de circulación a los coches eléctricos y la implementación de una señalización acorde con las nuevas tecnologías.

Estos cambios en las infraestructuras deberán ir acompañados necesariamente de la modernización y adecuación de la normativa de uso de todos los vehículos eléctricos, tanto los coches como los patinetes, segways o bicicletas, de la implementación de puntos de carga y de una reeducación y concienciación de todos los ciudadanos.

Patines eléctricos monitorizarán la contaminación en Murcia

Patines eléctricos monitorizarán la contaminación en Murcia

Volkswagen Multivan con versión enchufable

Volkswagen Multivan con versión enchufable

Comentario/s

Deja tu comentario