'Nuestros bosques están enfermos de colesterol'

  • La vida de Gregorio Montero está teñida de verde. Comenzó a trabajar en el monte a los 14 años, compaginó su labor como capataz forestal con la obtención del título de ingeniero de montes y logró una plaza como investigador en el Instituto de Investigaciones Agroalimentarias (INIA). 18 libros publicados y miles de árboles plantados con sus manos atesoran el conocimiento, teórico y práctico, del actual presidente de la Sociedad Española de Ciencias forestales, que defiende la explotación sostenible como la mejor garantía de su cuidado y pervivencia.

Una persona a lo largo de su vida tiene que tener un hijo, escribir un libro y plantar un árbol. Imagino que en su vida esto último lo ha cumplido con creces.

Sí, he tenido la suerte de cumplir este dicho sobradamente, he tenido dos hijos, he escrito 18 libros y habré plantado miles de árboles.

¿Por qué hay que querer a los árboles y a los montes?

Porque son nuestra propia vida. Los árboles son nuestro sostén, si las plantas dejasen de funcionar, todo dejaría de funcionar. La cadena trófica se rompe y todo se acaba. Los expertos dicen que el ecosistema es la última unidad independiente que es capaz de retrocrearse y la última unidad de vida autónoma en la tierra en este sentido. Desde luego, sin las plantas no podemos vivir.

¿Cree que se les quiere o se les presta la suficiente atención?

Sólo se les presta la debida atención cuando se barrunta que algo está en peligro. Cuando hay una amenaza, como ahora con el cambio climático, es cuando la sociedad reacciona.

Y ahora se le está prestando atención.

Sí, debido sobre todo al cambio climático que parece que podría perturbar en alguna medida el patrimonio forestal, la naturaleza en general y algunos árboles en particular, sobre todo las zonas más áridas de España. Se ha comprobado que los árboles son víctimas del cambio climático, pero también que forman parte de solución para controlarlo. Prácticamente el 20% de todo el C02 que emite nuestro país lo fijan, lo absorben los árboles. Además, los productos de los árboles, como la madera, que todos utilizamos, también es CO2 sacado del circuito. Y si no se recicla de forma adecuada, el C02 de la madera vuelve a la atmósfera. Es el ciclo del carbono.

Es evidente que los árboles tienen un valor ecológico y un valor paisajístico, pero también económico.

Sí, el valor económico es relevante. Somos un país con más importancia forestal de la que en ocasiones se cree. En España cortamos de nuestros bosques en torno a 17 millones de metros cúbicos y consumimos 32 millones. Podríamos ser autosuficientes, pero no lo hacemos porque debido a nuestra topografía, la madera es cara de obtener en algunas zonas, y porque España es un crisol de la biodiversidad. Tenemos más de la mitad de la diversidad de toda Europa. Y es verdad, y lo tenemos que respetar. También es verdad que en algunos bosques sería bueno cortar más porque están sobrepasados de existencias; la acumulación de biomasa, la acumulación de matorral... Se dice que los bosques de nuestro país están enfermos de colesterol, por la acumulación de biomasa y la falta de limpieza.

¿Cómo se curaría a ese enfermo de colesterol?

Tendríamos que tomar conciencia: nuestros montes están cargados de biomasa, están sucios por falta de intervención que se deriva en buena medida de que no hay un interés económico, y nuestros montes por esa misma causa arden con mucha frecuencia y cada año hay incendios incontrolados, por más que nuestro país tenga uno de las mejores servicios contra incendios. Somos el país que más medios dedica al control de incendios, incluso por encima de EEUU y eso supone un gran gasto. Por eso se propugna que haya más prevención y menos extinción.

Si por un lado sobra combustible en los montes, se genera un peligro y pérdidas económicas importantes y, por otro lado, necesitamos energías renovables, debemos intentar transformar todo lo que sobra en el monte en bioenergía. Y esto no se hace porque las empresas no terminan de ver claro la oportunidad de negocio.

¿Se podría trabajar y explotar el sector forestal a la vez que se protegería y se garantizaría un menor número de incendios?

Sí, hay que hacerlo. En este sector, en el naturalismo, apenas quedan conservacionistas que no admitan o aprueben la intervención reglada, graduada, sostenible... cuando hace años había muchos que negaban esto.

Usted habla de protección. ¿La superficie protegida en nuestro país es suficiente o es excesiva?

Los más productivistas dicen que tenemos demasiada, los más conservacionistas dicen que es pobre. El 20% de la superficie de la UE declarada en la Red Natura 2000 está en España. Esto se debe a que tenemos más riqueza paisajística, biológica o geológica que Finlandia o Suecia. El único inconveniente para los propietarios es que a medida que vas haciendo de los bosques un bien general o un bien público, el propietario particular se encuentra con más limitaciones para obtener sus productos y sus costes de explotación serán mayores. Habrá que llegar a un entendimiento entre las dos partes. El 70% de la propiedad forestal es privada en España, los ayuntamientos son propietarios en torno a un 28% y el Estado y las comunidades autónomas tiene un 6%, y estas propiedades forestales privadas tienen menos intervención de lo que parece.

¿España es un país pobre en arbolado?

No. Ahora no, antes sí. España ha sido un país agrícola, es un país viejo y como país mediterráneo que somos, son luz y agua, cuando la hay, la agricultura tiene su importancia. Y el hombre ha necesitado de la agricultura para su sustento y de ahí que haya hecho todo cuanto ha podido por convertir los montes en suelo cultivables. Y eso ha sido así en toda la economía de mantenimiento hasta hace muy poco. El pastoreo, los incendios y la agricultura han sido los tres ejes de ataque a la superficie forestal. En el siglo XIX se crea la administración forestal como una respuesta liberal de la época de que hay que hacer porque la gente está muy sensibilizada. Recordemos las palabras de Ramón y Cajal: "Repoblemos nuestros bosques y nuestras mentes". A partir de ahí se crean servicios para la repoblación, y se repueblan los monasterios, las tierras de la iglesia y muchas tierras públicas. Se hizo una labor estupenda. De hecho, la mejora ha sido notable y la naturaleza está hoy infinitamente mejor que a mediados del siglo XIX.

¿Pese a la contaminación actual?

Sí, sí, pese a ella. Entonces no había nada que contaminar, ese era el problema. Ahora tenemos problemas con la calidad de alimentos, pero antes no había alimentos.

¿Hacen falta más árboles?

Sí, necesitamos, podemos y deberíamos tener más árboles. Hay una gran cantidad de tierras que podrían y deberían ser repobladas, el problema es que muchas de ellas son privadas. Hay que llegar a un acuerdo con ellos y tener así la autorización a cambio de algo para repoblar.

Usted es de los que pide, como Groucho Marx, "más madera".

Sí, pero no sólo para obtener madera. También por la purificación del aire, del agua, el mantenimiento de los paisajes, la biodiversidad, etc.

¿Es necesaria una educación más verde?

Hay gente que es muy poco verde y gente que con su deseo de seguir una educación verde puede estar limitando unas actuaciones que podrían ser beneficiosas. Para nosotros lo verde casi nunca sobra. Ahora bien, tenemos que tener cuidado de no pasarnos porque hay una cierta tendencia a ser verde porque eso vende. Sin embargo, la realidad es un poco distinta. Hay hipocresía en este tema. Parece que todo es verde, cuando hay cosas que son bien marrones. Es lo que pasa con el concepto mismo de sostenibilidad, ahora todo es sostenible, el significado de esta palabra se ha devaluado, ha perdido todo el prestigio. Lo sostenible es la intersección de la base ecológica, económica y social. Si no se cumple esto no será sostenible. Es un concepto muy restrictivo del que se abusa porque lo verde ahora es negocio.

El sector en el que usted trabaja ofrece la posibilidad de hacer algo sostenible.

Sí, nuestra filosofía es que intervenimos en la naturaleza para quitarle a la naturaleza aquello que le sobra. Éste es el lema de la intervención forestal: aprovechar conservando. La nuestra es una sociedad conservacionista, naturalista que defiende la intervención. Pensamos que la técnica tiene herramientas y metodologías suficientes para ser capaces de aprovechar y conservar. En países como el nuestro, viejos, donde el hombre lleva 3.000 años haciendo fuegos y labrando tierras, somos muchos los que decimos que la no intervención no garantiza la conservación. La técnica de la que hablo se basa en adelantarnos a la naturaleza. Cuando un árbol viejo muere deja un gran hueco y ahí nacen 300 arbolillos que cuando llegan a 100 años, ya sólo cabe uno y en medio se han ido eliminando esos árboles. Si nosotros no lo hacemos lo hará una tormenta, se derrumbarán y se quedarán en territorio y se pudrirán... Lo que hacemos nosotros es que justo antes de que se vayan a morir cogemos el palito y lo llevamos y graduamos esa densidad un poco artificiosamente.

¿Cómo es la relación con los movimientos ecologistas?

Hace un tiempo sufrimos una época de desencuentros, pero ahora nuestra Sociedad habla mucho con Greenpeace, con Ecologistas en Acción, con Adena. Tenemos prácticamente los mismos postulados.

 

 

Comparte esta noticia!

Cantabria concederá subvenciones por 200.000 euros para prevención de...

Cantabria concederá subvenciones por 200.000 euros para prevención de daños de lobos y osos

Libros recomendados por ECOticias.com: ‘El Subsuelo’ de David W....

Libros recomendados por ECOticias.com: ‘El Subsuelo’ de David W. Wolfe

Comentario/s

  • Paco Vila - jueves 15 abril 2010

    Pienso que si, que hay que repoblar con especies auòctonas, pero que tenemos que darnos prisa, el cambio climático avanza y con él, la disminución e irregularidad de las lluvias, el aumento de temperatura y el avance de las zonas áridas. Como tardemos sólo un par de décadas en repoblar según que zonas de España; ya no estaremos a tiempo, pues, como las condiciones atmosféricas se volveran más adversas, esas mismas condiciones impediran repoblar o haran que las repoblaciones forestales no tengan las mínimas garantias de éxito. Las repoblaciones que se hicieron entre los años 60-80 tuvieron buenos resultados, en cambio las realizdas a partir de los 85- 90 hasta hoy, cada vez los rsultados son menores y eso es un aviso

  • Miguel Ángel Soto Caba - miércoles 14 abril 2010

    Me sumo a las felicitaciones a Gregorio, tanto por la entrevista como a por su trayectoria profesional. También agradezco el párrafo final. No deja de ser un texto breve que condensa muchas cosas y que puede ser matizable. Al hilo de lo que comenta Gabriel, comparto también mi humilde opinión: - Una gran parte de lo repoblado en España durante la segunda mitad del siglo XX no se gestiona, enferma, se quema o crece en condiciones raquíticas. No hay dinero, no hay gestión y no hay interés. La organización a la que represento, Greenpeace, no hace mucho énfasis en pedir más superficie forestal sin que primero solucionemos el problema estructural, la falta de presupuestos y atención política a las masas forestales ya repobladas. Además de las necesarias claras y clareos, hay que empezar a pensar en la "gestión adaptativa" al cambio climático, por lo que habría que ver cómo se aborda ahora una restauración del paisaje en los escenarios futuros. ¿Hemos aprendido de los errores del mal llamado "milagro forestal español". - No hay que olvidar que las críticas a este proceso repoblador, que tiene muchas luces y algunas sombras, era también compartida por una parte de los Ingenieros de Montes, por parte de la comunidad científica (en especial los que procedían del mundo de la conservación, de la botánica, de la biología de la conservación..). Los ecologistas hacíamos campaña pero la razón científica estaba también de nuestro lado. El tema de los incendios y las malas políticas forestales es demasiado complejo para resumirlo en algunos párrafos. Pero si desde el movimiento ecologista se simplificó el problema, desde la trinchera forestal oficialista hubo un enroque total y una defensa a ultranza de políticas como el "secuestro" de los montes comunales en Galicia y Asturias o el enfrentamiento que vivió la política forestal contra el mundo ganadero rural. Los mismos que cobraban por plantar pinos y eucaliptos, quemaban después por los impedimentos que estas políticas ponían a las prácticas rurales y el movimiento ganadero. Esto es historia. - Puestos a rectificar por errores del pasado, estamos todavía esperando el perdón por las numerosas actuaciones del Patrimonio Forestal del Estado y del ICONA contra los bosques autóctonos, contra los espacios protegidos, por la Junta de Extinción de Alimañas, el envenenamiento de la fauna autorizada por los ingenieros en los cotos de caza entrados los años 80, la entrega de Cabañeros al Ministerio de Defensa alegando que el valor de la finca eran unas pocas repoblacionesde pinos. - Y termino: cuando en el debate sobre los años negros de la política forestal en España el movimiento ecologista nombra la palabra "pino", hay que leer otra cosa, hay que interpretar que detrás de este género de conífera (al que sin duda hay que valorar mejor como hizo Luis Gil en el pasado Congreso Forestal de Avila), se esconden una filosofía y unas actuaciones que han perjudicado de manera notable la biodiversidad en España. Y sí, hay muchas, muchas y muy buenas repoblaciones y experiencias de restauración de las cuencas hidrográficas y la sociedad debería conocer mejor los cambios en la superficie forestal española en el último siglo. salud

  • RAFAEL CEBALLOS JIMÉNEZ - martes 13 abril 2010

    Me gustaría comentar, sin ánimo de polémica alguna, si Pepiño de Trevelez va a la peluquería a que un profesional intervenga en el pelo de su cabeza y de su cara y si interviene en la Naturaleza para disminuir la longitud de sus uñas.

  • Gabriel Leblic Iglesias - martes 13 abril 2010

    La defensa del árbol es la que corresponde a un gran profesional como Gregorio Montero. No obstante, faltan algunos datos que, verdaderamente, demuestran el poco interés que, fuera de los profesionales, existe en España por la repoblación, y portanto por los árboles, pues mantenemos la misma superficie forestal desarbolada, ONCE MILLONES de hectáreas, para las que el Ingeniero Codorniu, repoblador de Sierra Espuña, reclamaba, a principios de 1900, un urgente Plan de Repoblación. Sería bueno que, alguna día, las asociaciones ecologistas que menciona, revindicaran la urgente necesidad de repoblar nuestros suelos forestales desarbolados, en vez de acusar a los profesionales forestales, como hicieron en emisoras y periódicos, de gran audencia y tirada, de haber "sembrado nuestros montes con bombonas de butano", acusación que a día de hoy no han rectificado, y que siguen teniendo sui influencia, pues ante un incendio forestal, todavía algunos medios dicen: "solo se quemó un pinar".

  • Pepiño de trévelez - lunes 12 abril 2010

    En la entrevista se dicen cosas con sentido en algún momento, pero lo que está claro es que una persona que se atreve a decir "nuestra filosofía es que intervenimos en la naturaleza para quitarle a la naturaleza aquello que le sobra", es que no entiende a la naturaleza y esto le resta todo el crédito.

  • RAFAEL CEBALLOS JIMÉNEZ - sábado 10 abril 2010

    En esta entrevista Gregorio Montero condensa magistralmente la situación en la que se encuentran nuestros montes y las líneas de actuación que deberían estar grabadas indeleblemente en la mente de los legisladores y de los propietarios y responsables de la gestión forestal de cada monte: los primeros para crear un marco legal que permita técnica y económicamente alcanzar la intersección de la sostenibilidad y los segundos para que aprovechen su propiedad forestal de acuerdo con Planes Técnicos, seriamente planteados. Doy las gracias a Gregorio Monterio por transmitir de manera tan fácil sus conocimientos.

Deja tu comentario

A partir de los 60 años más te vale hacer ejercicio
Vida Saludable

A partir de los 60 años más te vale hacer ejercicio

Las personas mayores de 60 años deben practicar más ejercicio, no menos, para prevenir enfermedades cardíacas y...

La enorme importancia del potasio en una dieta saludable
Vida Saludable

La enorme importancia del potasio en una dieta saludable

El potasio es un mineral clave para que nuestro cuerpo funcione correctamente. Concretamente, es muy útil para el buen funcionamiento...

Si caminas tras haber sufrido un infarto vivirás más
Vida Saludable

Si caminas tras haber sufrido un infarto vivirás más

Las personas que caminan, durante 30 minutos al día, después de haber sufrido un ataque cardíaco, viven más que...

Mucho cuidado con el plástico indetectable en el arroz
Vida Saludable

Mucho cuidado con el plástico indetectable en el arroz

La inclusión de plástico indetectable por el consumidor o la falsificación de la calidad del producto son algunos de...

El dengue se propaga exponencialmente por los ‘cambios ambientales’
Medio Ambiente

El dengue se propaga exponencialmente por los ‘cambios ambientales’

Se ha promovido la puesta en marcha de medidas adicionales como, por ejemplo, la técnica que esteriliza a los mosquitos transmisores...

Luz verde a la ‘Agenda Forestal de Navarra 2019-2023’
Medio Ambiente

Luz verde a la ‘Agenda Forestal de Navarra 2019-2023’

El Gobierno de Navarra ha aprobado la Agenda Forestal de Navarra 2019-2023, un documento que actualiza la estrategia de la política...

Asturias. Denunciamos los daños a encinas para construir en Ribadesella
Medio Ambiente

Asturias. Denunciamos los daños a encinas para construir en Ribadesella

Hemos denunciando como se viene produciendo la eliminación continuada de un bosquete autóctono poblado de especies...

XIII Congreso Nacional de Periodismo Ambiental
Medio Ambiente

XIII Congreso Nacional de Periodismo Ambiental

La Asociación de Periodistas de Información Ambiental (APIA) ha presentado esta mañana el contenido del Congreso en...

BEJO. ‘Semillas Ecológicas’
Agricultura ecológica

BEJO. ‘Semillas Ecológicas’

Ofrecemos semillas ecológicas de más de 190 variedades de 50 cultivos distintos. Una respuesta amplia a las necesidades del...

BioCultura Madrid 2019 ha cerrado sus puertas tras 4 días de intensa actividad y de apuesta por el consumo responsable
Agricultura ecológica

BioCultura Madrid 2019 ha cerrado sus puertas tras 4 días de intensa actividad y de apuesta por el consumo responsable

BioCultura consigue un año más llenar dos pabellones en Ifema de empresas y personas comprometidas con la salud y con el...

III Encuentro de Sanidad Agroecológica
Agricultura ecológica

III Encuentro de Sanidad Agroecológica

La jornada tendrá lugar el jueves 21 de noviembre, en el Centro Tecnológico de la Agroindustria - ADESVA (Parque Empresarial...

Ecosur presenta su nueva línea de productos ecológicos en Biocultura Madrid 2019 del 7 al 10 de noviembre
Agricultura ecológica

Ecosur presenta su nueva línea de productos ecológicos en Biocultura Madrid 2019 del 7 al 10 de noviembre

Ecosur estará presente del 7 al 10 de noviembre en la feria Biocultura de Madrid. La almeriense ocupa el stand...