Baleares implementa fuentes de agua potable para reducir las botellas plástico

  • El Ayuntamiento de Palma y la Empresa Municipal de Aguas y Alcantarillado (Emaya) han instalado 11 fuentes de agua potable en varias zonas de la ciudad para reducir el consumo de plástico.

Comparte esta noticia!

En concreto, se han instalado tres modelos diferentes de fuentes: unas con solo un espacio para rellenar botellas, otras que disponen también de un bebedero y unas que tienen también una pila para perros. Éstas ofrecen a los peatones agua potable, que sale directamente de la red de Emaya y que es apta para el consumo humano, pues ha sido filtrada y tiene un sabor "muy similar" al agua mineral.

Si bien por el momento se han instalado 11 fuentes, el Consistorio prevé habilitar otros 19 puntos de agua potable durante este año, ubicadas, principalmente, en zonas turísticas y con mucha afluencia. En rueda de prensa, el alcalde de Palma, José Hila, ha remarcado que esta iniciativa busca apostar por la sostenibilidad y animar a los ciudadanos a no comprar agua embotellada.

Por su parte, el presidente de Emaya, Ramón Perpinyà, ha recordado que las primeras fuentes se colocaron en Pere Garau y en la plaza de la Puerta Pintada. En este sentido, Perpinyà ha señalado que, si bien se tendrán en cuenta las zonas turísticas, tratarán de acercar las fuentes también a otras barriadas de Palma, para llegar a todos los ciudadanos. Según ha narrado, esta agua ha sido filtrada con un pequeño aparato que le quita el sabor de cloro. "La diferencia con el agua mineral es muy pequeña o, directamente, no existe", ha añadido.

Asimismo, ha destacado que el objetivo de esta iniciativa es poner el agua potable de la red de Palma, que para Perpinyà "tiene un sabor excelente", a disposición de los peatones para evitar residuos. De hecho, ha apuntado que en abril se implanta en Baleares la prohibición de envases no retornables y ha lamentado que la generación de residuos es cada vez mayor. La instalación de fuentes de agua potable, que actualmente es consumida por un 34 por ciento de los residentes de Palma, continuará también una vez finalizado este año.

Comentario/s

Deja tu comentario