España líder en cometer infracciones higiénico-sanitarias, muchas por residuos de guantes y mascarillas

  • El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil detuvo e investigó durante el pasado año a un total 3.957 personas por delitos relacionados con el medio ambiente y ha tramitado 233.000 infracciones administrativas.

Comparte esta noticia!

La Guardia civil ha llamado especialmente la atención por las infracciones por el uso irregular de las mascarillas y de los residuos generadas por éstas y otros de tipo sanitario como los guantes. Debido al gran volumen de actuaciones higiénico-sanitarias la cifra de infracciones relacionadas se elevó a 130.221.

Entre las infracciones denunciadas , la Guardia Civil ha destacado especialmente las infracciones a la normativa sobre sanidad pública por el uso irregular de mascarillas y residuos relacionados. Asimismo, ha investigado 4.234 delitos contra el medio ambiente. Los delitos que más han aumentado son los relacionados con el maltrato animal, la caza y los relativos a la protección sobre la flora y la fauna. Los detenidos por furtivismo aumentaron, más de 250, fruto de los esfuerzos en distintas operaciones desarrolladas durante todo el año.

España líder en cometer infracciones higiénico-sanitarias, muchas por residuos de guantes y mascarillas

Asimismo, el Seprona resalta las infracciones administrativas en la normativa sobre vertidos y residuos con 17.183 denuncias, las actuaciones relacionadas con animales de compañía con 10.459, sanidad animal con 8.427 y las actuaciones en materia de aguas con 4.274 actuaciones. También las 6.800 infracciones relativas a la normativa sobre los espacios naturales flora y fauna, un 30% más que el año anterior, o las 5.711 sobre normativa de caza.

Asímismo, en relación con los delitos de incendios forestales, se han esclarecidos, de un total de 352 el doble de delitos que el año anterior con un total de 330 detenidos e investigando. Se destaca el incendio forestal acaecido en Burgos, cometido por imprudencia grave. El incendio, que llegó a alcanzar el nivel 1, y que quemó más de 100 ha contó con más de 80 efectivos y hasta 9 medios aéreos de la Junta de Castilla y León y el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico.

A raíz de la declaración del Estado de Alarma, y de las consecuencias que está teniendo el desarrollo de la pandemia tanto en las personas, como en el medio ambiente, el SEPRONA de la Guardia Civil ha reforzado el control en la gestión de residuos sanitarios peligrosos y sus consecuencias.

En este sentido, la Guardia Civil ha alertado de la mala gestión individual de los guantes y las mascarillas usadas, que está incrementado la presencia de residuos plásticos en ríos y mares, problemática cuyo impacto ambiental ya se estaba intentando reducir dada la contaminación y daño que provoca en estos ecosistemas. Debido al gran volumen de actuaciones higiénico-sanitarias la cifra de infracciones relacionadas se eleva a 130.221.

PUBLICIDAD

Trafico de residuos y contaminación

La investigación en la gestión de residuos y en la contaminación que pueden provocar, están ligadas directamente a la prevención del cambio climático y sus efectos. En este marco, el Seprona ha llevado a cabo la operación 'Retrovirus', proyecto nacido en el seno de Eruopol para abordar la problemática asociada a la gestión de residuos ligada a la explosión de la pandemia del SAR COV-2.

En esta operacion se detuvieron a 53 personas, se llevaron a cabo más de 500 inspecciones en 300 centros vinculados con la gestión de residuos sanitarios. Pese a que la mayoría de gestores de residuos cumplían con la normativa, se detectaron graves irregularidades.

Asimismo, la Guardia Civil y la Policía Municipal de Madrid, en el marco de la operación HARTIE, desarticularon una organización delictiva dedicada a la gestión irregular de residuos en la ciudad de Madrid. Se detuvo e investigó a 42 personas por los supuestos delitos contra el medio ambiente, organización criminal, robo y hurto de residuos, blanqueo de capitales y traslados de residuos ilícitos al sudeste asiático, China e India principalmente. Se acreditaron 278 traslados ilegales, con un peso de 67.300 toneladas y un valor de 10 millones de euros.

PUBLICIDAD

Maltrato animal

Las intervenciones, investigaciones y operaciones relacionadas con maltrato y abandono de animales domésticos siguen la misma tendencia que años anteriores, si bien han aumentado ligeramente los delitos, los detenidos e investigados también, llegando a más de 630 personas. En este sentido, la Guardia Civil procedió en Zaragoza a la investigación de dos personas por un presunto delito de maltrato animal.

En el interior de una parcela, se encontraron hasta 544 perros, muchos de los cuales estaban encerrados en pequeñas jaulas de las utilizadas para la cría de conejos, en condiciones higiénico-sanitarias lamentables, rodeados de heces y orines y con falta de agua y comida, así como evidente abandono de atención veterinaria y mala situación clínica. En relación con el convenio CITES sobre el comercio internacional de especies silvestres, se han recuperado durante todo el año 2020 más de 750 especímenes entre aves, reptiles, mamíferos o anfibios, cifra bastante inferior al año pasado, así como 390 piezas de partes o derivados.

Durante el año 2020 se han desarrollado numerosas operaciones relacionadas con especies protegidas, como la operación 'Oratrix', en la que la Guardia Civil detuvo e investigó a 23 integrantes de una red delictiva dedicada al comercio ilegal de especies protegidas. Se incautaron más de 280 especies. El volumen del negocio en los últimos cinco años ascendía a más de 1.000.000 de euros. Se investigaron conjuntamente delitos de blanqueo de capitales, contrabando, intrusismo profesional y estafa entre otros.

PUBLICIDAD

Asimismo, entre las actuaciones contra el tráfico de angulas se desarrolló la la operación ASKEA, en donde se detuvo a 20 personas y se incautaron hasta 722 kilos de angula con un valor en el mercado que podría llegar hasta los 1,5 millones de euros. Se liberaron en el medio natural los ejemplares intervenidos. De esta forma, se consiguió uno de los objetivos más difíciles en la lucha contra el tráfico de especies, como es la total reintroducción en el medio de los especímenes intervenidos.

Las intervenciones relacionadas con la seguridad alimentaria disminuyeron respecto del año anterior hasta un total de 117 delitos detectados y 259 detenidos e investigados, de las que se destacan las siguientes la operación 'Pitanza' en la que la Guardia Civil, detuvo a 14 personas e investigó a otras dos por la manipulación, etiquetado y distribución de productos cárnicos caducados y/o en mal estado que se encontraban en varias empresas cárnicas situadas en las provincias de Madrid, Toledo y Málaga. Se intervinieron más de 122.000 kilos de diferentes productos cárnicos.

Otra de las operaciones es 'Pevera', en la que se detectó a una empresa que se dedicaba a la producción, distribución y venta de pistachos supuestamente ecológicos bajo una marca que no cumplían con dichos requisitos. La operación, contó con la colaboración de Europoly se saldó con la investigación de 14 personas en Ciudad Real, Madrid y Málaga. En estas provincias, el Seprona intervino los pistachos que recepcionaban varias empresas con un uso fraudulento de la certificación ecológica.

La Guardia Civil calculó que los beneficios obtenidos con este engaño eran superiores a los seis millones de euros. Con esta práctica fraudulenta, hacían que el rendimiento económico se elevara entre un 60 y un 80% por encima del valor real del producto.

Comentario/s

Deja tu comentario