¿Son los superalimentos puro marketing?

  • Hay una gran controversia que se ha creado a causa de la nomenclatura, puesto que los científicos afirman que, emplear el término "superalimento", si bien es una excelente herramienta de marketing, carece de base en cuanto a investigación académica, aunque no dejan de reconocer que los alimentos que se catalogan como tales, suelen ser sanos y nutritivos.

Comparte esta noticia!

La realidad es que los fabricantes dependen en gran medida del empleo de ciertas tácticas de marketing, que les son muy útiles a la hora de que público tenga la mejor de las percepciones de sus productos. Y los que se han catalogado como superalimentos han experimentado un aumento más que considerable en las ventas.

Por otra parte, no porque un alimento se considere superalimento puede consumirse con absoluta libertad, puesto que, algunos pueden tener contraindicaciones o un límite en su consumo, podrían no ser compatibles con otros alimentos y hasta habrá personas que no los toleren o les provoquen alergias.

Otro de los factores que se deben tomar en consideración es su presentación. Buen ejemplo de ello son los granos, que suelen ser muy saludables enteros, pero si se muelen y se emplean para fabricar panes, que además contienen otros ingredientes perniciosos, como azúcares y conservantes, pierden las facultades de ser superalimentos, para ser parte de alimentos ultra procesados.

¿Los superalimentos tienen un coste medioambiental?

En realidad, la mayor problemática asociada a los super alimentos no es que se emplee el término como llamado publicitario, sino que, este tipo de productos muchas veces proceden de lugares remotos y su traslado a los paises más ricos, genera unos costes medioambientales muy altos.

PUBLICIDAD

La alternativa de plantarlos en todos lados no ha sido tampoco una solución brillante, dado que muchas frutas o semillas son endémicas de ciertas zonas, por lo que intentar reproducir sus condiciones de cultivo encarece el producto y/o desplaza a los cultivos tradicionales. En España el aguacate es buen ejemplo de ello.