Los celiacos ‘contaminados’ en vacaciones

  • Más de la mitad de los pacientes diagnosticados con celiaquía han padecido algún tipo de contaminación cruzada durante sus vacaciones, debido a la ingesta de alimentos en bares y restaurantes, que, sin ellos saberlo contenían gluten. Esto demuestra que hace falta que la hostelería tome conciencia del problema.

Comparte esta noticia!

El 50,8 por ciento de los celiacos se han contaminado este verano debido a la contaminación cruzada que es el principal problema cuando comen fuera de casa, según el II Estudio de Hábitos de las Personas con Celiaquía en Vacaciones, realizado por Celi&Go.

"Estos datos nos muestran que es imprescindible seguir trabajando para que la hostelería entienda que incluir platos sin gluten implica trabajar con mucha información, formación y responsabilidad. No puede haber contaminación cruzada si queremos trabajar con el colectivo celiaco", ha asegurado el CEO de la compañía, Víctor Oliva.

En concreto, reconoce la compañía, que las pequeñas transgresiones en la dieta sin gluten pueden derivar en un medio, largo plazo al desarrollo de otras enfermedades, por lo que es imprescindible mantener una dieta sin gluten. Sin embargo, apunta Víctor Oliva, fuera de casa esto se complica. El informe destaca que el 53,9 por ciento de los participantes evalúan por debajo del cinco el acceso a opciones sin gluten "seguras" en alojamientos, mientras que un 51,6 por ciento evalúa por debajo del cinco.

La encuesta, que ha contado con la participación de 561 personas, desvela que los consultados valoran "muy positivamente" que la hostelería siga un protocolo para evitar la contaminación cruzada, de hecho para el 84,1% es "muy importante". También es muy importante para el 74,1% que los establecimientos cumplan rigurosamente con la normativa actual de etiquetado de alérgenos en su carta. Asimismo, para el 79,5% es "muy importante" que el personal de sala muestre seguridad y transmita confianza al cliente celiaco cuando este pregunta por las opciones sin gluten.

"En algunos lugares de España aún es muy complicado encontrar opciones seguras, que puedan ofrecer platos sin gluten y sin contaminación cruzada", ha lamentado el responsable. Así, un 16,8 por ciento evalúa con un 5 al sector de la hostelería teniendo en cuenta el criterio de cantidad de establecimientos en España y el criterio de seguridad que ofrecen al colectivo. El 13,6 por ciento le da una nota de seis, el 11,3 por ciento le puntúa con un 7, un 4,3 por ciento con un ocho, mientras que para el 2 por ciento la nota es de nueve y un 2,1% otorga un diez.

"Cada vez se hace mejor pero todavía queda mucho margen de mejora", asegura Víctor Oliva.

Comentario/s

Deja tu comentario