¿Los gatos pueden amar?

¿Los gatos pueden amar?

Quien tiene gatos sabe que son animales especiales, que se comunican muy bien a la hora de dejar muy claro, qué y cuándo quieren algo. Pero muchas personas no saben, que además de “explicar” que tiene hambre o frío, emplean algunos métodos para demostrar su amor, que pueden ser malinterpretados, si no se los conoce bien.

 

Amasar

Cada vez que un gato, no importa su edad, “amasa” es decir que usa sus patas (y a veces sus uñas) alternativamente, para empujar sobre una superficie blanda, como el regazo, la espalda o el vientre de su dueño, está recordando cuando era bebé y mamaba de la teta de su madre (emplean ese método para estimular la producción de leche), lo que significa que es inmensamente feliz.

 

Regalitos

Otra de las formas que un gato emplea, para demostrar su amor es hacerle regalos a su dueño. Esto significa que le traerá sus juguetes, palitos y hojas secas y algún animal muerto (cazado por él), como forma de compartir sus trofeos o pertenecías con él.

“Si bien es cierto que los gatos son incapaces de hablar se las ingenian muy bien a la hora de comunicar sus deseos y demostrar su amor por sus dueños y por aquellas personas que les agradan. Estas son algunas de las formas, mediante las cuales los felinos domésticos demuestran que son capaces se sentir un enorme afecto por los humanos.”

 

Topetazos

Que un gato de cabezazos o topetazos como una cabra, puede parecer un comportamiento muy extraño, pero en realidad significa que siente un enorme afecto por la persona a quien se lo da. Es su manera de decir que ama a ese ser humano.

 

Fregarse

Ya sea contra las piernas o cualquier parte del cuerpo, un gato se restriega, para impregnar a su dueño de su propio olor. Los felinos gustan de que todo su ambiente, incluidos todos los seres humanos a quien ame, huelan como él, casi como si le pertenecieran.

 

Sumisión

Los gatos demuestran sumisión de varias maneras, la más característica es que se acuesten y dejen al descubierto el vientre, uno de sus puntos vulnerables. Eso no implica que les guste que les acaricien (en general no lo permiten, salvo excepciones), sino que están demostrando confianza y amor. Otra muestra de sumisión es la de cerrar los ojos cuando se los mima, puesto que su vista es una de sus mayores defensas.

 

Mordiscos

Un gato puede morder suavemente a su dueño en señal de que quiere que se le acaricie o se le preste atención. Este comportamiento es absolutamente normal y no debe ser confundido con una agresión, sino que, es una fuerte demostración de cariño.

 

Ronroneo

Si un gato se encuentra tranquilo y feliz, la demostración más evidente suele ser el ronroneo, un ruido suave, monótono y repetitivo característico y completamente diferente en cada animal. Ningún gato ronronea igual, pero cada vez que lo hace expresa afecto y paz.

 

Seguimiento

Muchos gatos persiguen a sus dueños por toda la casa, esta actitud se acentúa cuando están solos durante un tiempo. En cuanto su humano regresa lo tiene “pegado a los talones” como se dice coloquialmente; esto es una forma de demostrar que lo ama y que le ha echado de menos.

 

Mirada fija

Mirar fijamente y parpadear de manera lenta es otro de los comportamientos, mediante los cuales un gato expresa su amor y, sobre todo, su confianza en la persona a la que observa. Los felinos son desconfiados por naturaleza, pero este gesto implica que las barreras entre animal y humano ya no existen.

REDACCION/ECOTICIAS.COM

Comparte esta noticia!

Forman a personal de inspección de especies de flora y fauna protegidas...

Forman a personal de inspección de especies de flora y fauna protegidas en la costa andaluza

España y su esperado plan contra el tráfico de especies

España y su esperado plan contra el tráfico de especies